Abel Pintos actuò tres noches en el“Movistar Arena”: En el“Universo Paralelo”del gran artista bonaerense, su voz y sus canciones siguen siendo las principales estrellas

Acompañado por una orquesta algo por debajo de sus inmaculados pergaminos, el nuevo show seduce finalmente en su contexto por el perfil descontracturado, donde no faltan las extravagantes evocaciones ornamentìsticas a Ray Conniff o al mismìsimo Herb Alpert.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A009)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Domingo 24 de Noviembre de 2019) La muy singular historia de la mùsica pop-rock y sus vìnculos con la ornamentación sinfònica alcanzaron su màs felìz mancomuniòn cuando Gustavo Cerati sumò a Alejandro Teràn para el històrico proyecto de los“11 Episodios Sinfònicos”, un concepto que definitivamente mostrò que cuando hay buenas ideas ningún gènero o estilo resulta incompatible sumando la vestimenta sinfònica en una grabaciòn o show.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A002)

Aquèl evento y su posterior àlbum resultò tan èxitoso, genial y desbordado de prestigio que como era de prever, distintos artistas intentaron reformular su obra a ese desafiante formato orquestal. Lamentablemente los resultados obtenidos por la mayorìa de estos intèrpretes jamàs se aproximò a lo sublime, exquisito y delicado que fue aquella performance en el Teatro Avenida a principios de milenio, sobresaliendo el bestial bochorno de lo que queda de Charly Garcìa en el Teatro Colòn con el paupèrrimo evento “Lìneas Paralelas”, un espectáculo tan olvidable como patètico de principio a fin.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A001)

Antes de la experiencia del líder de Soda Stèreo en la sala de la Avenida de Mayo a principios de milenio, el ùnico antecedente sobre esta idea de mancomunar la vestimenta sinfònica a un repertorio sobradamente probado, habìa sido la añeja grabaciòn“Nito Mestre Canta Sui  Gèneris”,un CD grabado con varios temas de esa banda con una orquesta en Miami, disco que la crìtica despedazò sin la menor misericordia,aùn cuando el ensamble estuvo siempre a la altura de las circunstancias con un cantante que mantuvo allì su prestigio canoro.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A010)

Después de llenar sin sobresaltos el “Estadio Unico”y luego la cancha de River Plate con una pasmosa tranquilidad dos noches como quien coloca sereno agua en un vaso alto, los brillantes e indiscutibles  pergaminos artìsticos de Abel Pintos jamàs parecieron estar en riesgo con las distintas maneras de encarar creativamente su mùsica, proyectos que desde su gènesis se fortificaron con ideas atractivas, buenos arreglos y la ìntima necesidad de no dormirse en los laureles alcanzados.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A011)

Luego del brillante impacto industrial que conformò su libro con 2 CDs y un DVD titulado“La familia festeja fuerte”, el siguiente desafìo que  Abel Pintos configurò en su muy prestigiosa trayectoria musical lleva por sensual tìtulo “Universo Paralelo”, un show que conviene desmenuzar cuidadosamente para no apelar a esa sintomàtica saga de crìticas que apuradas por el tiempo y el espacio de publicación,se limitan a bucear en lugares comunes y no describir los fundamentos de un análisis donde el evento artìstico queda limitado solo a ver como reaccionan los numerosos fans del artista con esta nueva idea de concierto.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A008)

Desde el arranque el espectáculo no se podrìa encuadrar como puramente sinfònico, ya que a los pocos minutos de iniciado dos guitarristas con su estructura elèctrica pervierten esa idea con sonidos procesados. Tampoco es un concierto pop con orquesta, porque el habitual lugar del baterista aquì està reemplazado en vivo por dos percusionistas que lo imitan con dispar resultado y muy perceptibles titubeos..

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A014)

La icònica voz de Abel Pintos, ya con los mùsicos acomodados en sus lugares, anuncia en las cajas de sonido que conviene mantenerse còmodos en sus ubicaciones, disfrutar todo lo que ocurra sin reprimirse anìmicamente, silenciar los celulares y bendecir la filmaciòn o las fotos del espectáculo, siempre y cuando sean sin flash, para que los pingüinitos que portan sus legendarios instrumentos no sufran un brutal encandilamiento en la madera de sus unidades musicales.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A007)

El vocalista presenta a Guillo Espel, director orquestal que sube al proscenio tan inflado en su pecho como si fuera el colosal“Gabygol”tras la històrica conquista en Perù, desconocièndose que motivos lo posicionan a suponer que este es su show y nò el del muy consolidado cantante y talentoso artista bonaerense.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A016)

Enfundado en un traje que parece un nùmero y medio màs chico que su talla, con el pelo hùmedo casi como Ariel Pucheta en su triunfal regreso a Ráfaga, el coordinador orquestal arranca con sus ejecutantes el arreglo instrumental de“Tanto Amor”, una arquitectura orquestal que deja a un costado todas las sutilezas potenciales para zarandear a esta obra con arreglos toscos, màs lindantes a esas reconversiones sinfònicas de los vinilos de Ray Conniff, una mayùscula e inesperada concepción que todavía tiene una caja con  sorpresa explotando cuando los instrumentos de bronce atacan las fusas y semifusas, con un staccato propio de las mìticas canciones de“Herb Alpert & The Tijuana Brass”. Nadie en el moderno estadio entra allì en pànico,primero por desconocimiento y luego porque esa aggiornada situación evoca màs el fenómeno del hit“Spanish Flea”o las desopilantes corridas de Benny Hill en su ciclo televisivo.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A012)

En ese arranque màs contiguo al pasto que la previsible ruta de show, fatal desequilibrio donde parece que tendràn que venir los bomberos de“Infierno en la torre”para rescatar al magistral repertorio del incendio generado por el tostado puestista orquestal, por suerte la aparición de Abel Pintos atràs de la orquesta, ubicado justo al medio de las descomunales pantallas de la moderna arena de espectáculos, opera como catalizador de una incòmoda incertidumbre que ese inicio descuartizado ofrece a la audiencia.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A020)

Con un traje violeta al que adiciona una chaqueta superior marròn con perfil de juglar, portando una camisa en azul metalizado con estiletes brillantes, cuando las luces lo iluminan, cualquiera podrìa confundirlo con un mesiànico pastor televisivo presto a disparar sandeces inconfundibles, pero afortunadamente apenas abre la boca, su voz es lo màs excelso y sublime que asoma en un estadio donde la temperatura lejos està de su ideal.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A015)

Caminando relajado, brindando un histrionismo actoral a cada paso por el frondoso escenario allì ubicado, su presencia es la inconfundible señal a todos los ubicados sobre esa gran estructura que en ese sitio nada saldrà mal, aportando a cada instante una enorme confianza que parece contagiarse a los instrumentistas, quienes tal vez al palpar la respuesta del pùblico dejan de lado la artificial ampulosidad impartida por el impostado director, encarando el resto de la noche serenos y contenidos para no sobrecargar canciones que soportan absolutamente todo,incluso yerros infundidos por Espel y una insòlita necesidad de saturar ciertas orquestaciones para darle a la performance un insostenible perfume heroico que lejos està de oler a buena intenciòn.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A017)

Hay muchas canciones que a lo largo del concierto suenan menos adrenalìnicas, bastante  màs escuàlidas de orquestación y menos impulsivas en sus configuraciones, versiones en las que Abel pone por delante su garganta, tan presente e hipnòtica para cualquiera dentro del estadio en esas dos horas de recital. El repertorio alcanza momentos destacados con temas como“No me olvides”, “La llave”, “Once mil”, “El mar”, “Libertad”y “A-Dios”, un listado donde el cover de Sui Gèneris“Cuando ya me empiece a quedar solo”asoma sin dudas màs cercana a la versión de Mercedes Sosa en su disco en vivo en el Opera, que la que el vocalista de ese històrico dueto registrò años màs tarde en Miami.

Abel Pintos (Movistar Arena - 21 11 2019 - Paul David Focus A008)

Con un cambio de vestuario, indomable energìa para contagiar a sus seguidoras con cada historia narrada en sus canciones y su incansable voluntad de innovar con sus composiciones, Pintos pone punto final a este planteo reiterando un par de temas en los bises,un concierto que lejos de aquèl equilibrio esperable en sus disposiciones musicales, oscila en la capacidad del gran cantante para guiar a sus acompañantes por un nebuloso cielo orquestal, mientras el show depara momentos muy logrados y otros francamente sin el resultado esperable. Brindando a cada segundo lo mejor de sì en un formato que merecerìa otro orquestador, Abel Pintos deja en claro que su voz y sus canciones estàn lo suficientemente blindadas para resistir hasta los màs desubicados arreglos o las infulas de un director confundido por su ego, una trilogía de shows con localidades sold-out que ratifica la vigencia del magistral vocalista bonaerense con el paso de las temporadas.