El Estadio Hìpico Argentino fue reabierto oficialmente anoche, plataforma de eventos que debutò exitosamente con los shows de Europe y Whitesnake

Con una asistencia cercana a los 10 mil espectadores, el complejo ubicado en la Avenida Figueroa Alcorta 7285 luciò muy renovado, con buena estructura interna y una actitud de todo el personal abocado al evento que ayudò notablemente en la realización del mismo.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A002)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Sàbado 05 de Octubre de 2019) Anoche en el tradicional barrio de Nuñez sobrevolaban dos interrogantes: por un lado comprobar cuàl era el nivel artìstico de los grupos “Whitesnake”y “Europe”que se presentaron ayer después de algunos años de ausencia en el paìs, pero fundamentalmente comprobar las modificaciones que tenìa el Estadio Hìpico Argentino en la reapertura oficial del predio tras un prolongado tiempo sin utilizarse para recitales masivos de alta escala y estructura.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A011)

El esperado debut de todas las modificaciones tuvo un bautismo oficial con lluvia anoche, algo que debe considerarse tal como en las bodas, como un augurio de buena suerte. Bien iluminado el ingreso y con una gran cantidad de personal de seguridad asesorando al pùblico sobre el camino indicado en esa zona para el acceso a los distintos sectores, lo primero que vale la pena celebrar fue la calma con la que todo el personal abocado al evento manejò el contacto con el pùblico, lo cual desdramatizò la entrada de los espectadores mientras una fuerte llovizna cerca de las 19 horas se hizo presente en Capital Federal,incluìda el perìmetro de Nuñez a donde llegò la gente atraìda por el doble pack de recitales a cargo de la banda sueca y su par del Reino Unido.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A003)

Ese primer síntoma de tranquilidad aùn con la noche cobrando forma y la lluvia en un tono de suave coreografìa lìquida para todos los involucrados,sin dudas asomò como el mejor sìntoma en la reinauguración del Estadio Hìpico Argentino, ante la convocatoria de un gran banquete de hard rock, que sin embargo al constatar en el interior del gran predio parecìa muy familiar con la presencia de muchìsimo pùblico femenino y algunos menores con la compañìa de sus padres.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A014)

El pasillo central de acceso al àrea del estadio cubierto lucìa bien iluminado, ingreso de la totalidad del pùblico con claros carteles de identificación, amèn de varios asistentes que al paso por cada sector iban señalando cual era el camino para la entrada que uno portara en ese momento. Evitando gritos innecesarios, manteniendo la calma y dispensando serenas y relajadas explicaciones, el personal del lugar le generò a esta reinauguración un tono de enorme control pero sujeto a un protocolo de modales blindados de cualquier exabrupto o salida inesperada de los asistentes, generando de esta forma un acceso muy distendido a la audiencia allì reunida.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A005)

Con un buen nivel de luces en el techo del predio, los laterales de la reformulada estructura mostraban los nuevos puestos de comida, con carteles de todas las empresas de alimentos involucrados, àreas gastronòmicas mucho màs modernas que la gama de locales que antes funcionan en sectores contiguos al estadio.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A001)

 

 

 

Buenas condiciones de higiene, clara identificación de los productos comercializados y una gama de servicios inèditos para esta clase de espectáculos le bridaban otro tono a la previa, proponiendo en el menú otra gama de comidas, màs propias de una convenciòn tenìstica en un mediodìa de la Copa Davis que el àcido olor de desvencijados puestos de panchos, hamburguesas y derivados parrrilleros con un nauseabundo aroma a fritura insoportable. La circunstancia de brindar otro contexto desde ese plano, por màs superficial que pueda parecer, detonò a los asistentes a mirar con màs interès los locales de alimentos y bebidas, antes de ubicarse en los sectores asignados previamente.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A009)

En el interior del estadio asomaba llamativa la fuerte cantidad de personas encargadas de brindar asesoramiento a los espectadores sobre las ubicaciones y otros aspectos, llamando muchìsimo la atención la cantidad de jóvenes con chalecos reflectantes que con una bolsa de residuos estaban caminando por distintos sectores para levantar aquellos elementos que terminarìan en los cestos destacados a tal fin.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A011)Ambas pantallas laterales al escenario que daba a la Avenida Lugones transmitieron en los tiempos muertos entre show y show todas las recomendaciones de seguridad para el pùblico, señalizaciones constantes que ofrecìan  a los espectadores los elementos necesarios para manejarse sin ningún de problemas ante la remota circunstancia de acontecer un inconveniente dentro del predio habilitado. Todos los sectores habilitados en el lugar lucìan carteles con los nùmeros y letras que permitìan ver desde lejos las nomenclatuas de cada sitio identificado, lo que posibilitaba a todos en el lugar contactarse con otras personas en el lugar citando el nùmero y letra del espacio en donde se encontraban.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A008)

En ambos pasillos contiguos al gran estadio,ademàs de los amplios servicios gastronòmicos, lucìan bien identificados los baños para hombres y mujeres, con la presencia de personal de seguridad en el ingreso de los mismos, situación que permitìa acceder a ellos sin el menor inconveniente. La mùsica ambiental emitida por los equipos de sonido previo a los conciertos anunciados, lejos de provocar una situación disruptiva, acompañaban cual mùsica funcional de amplia escala el traslado de los espectadores de un sector a otro, muy a contracara del distorsivo audio que suele aplicarse mientras estàn acomodàndose los equipos sobre escena.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A010)

Todos estos aspectos mencionados, lentamente fueron creando un clima distendido y respetuoso, algo que se corporizò constantemente con la gente yendo y viniendo de sus ubicaciones a los puestos de comida y baños como si se tratara màs de un torneo de golf que de una serie de recitales de hard-rock foràneo.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A014)

El análisis tal vez suene inicialmente muy entusiasta o positivo, pero tambièn asoma en la evaluaciòn que el pùblico que comprende la comunidad de seguidores de los conjuntos Europe y Whitesnake incluye a bastantes asistentes mayores a los 40 añso, numerosìsima cifra de mujeres fans del rubro y hasta la presencia de menores acompañados en el lugar por sus padres, deseosos que comprobaran la calidad artìstica de los conjuntos extranjeros anteriomente mencionados.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A007)

Muchas chicas y otras no tanto lucìan entusiasmadas por ver a los famosos cantantes de estas formaciones, dos vocalistas que màs allà de ostentar voces muy calificadas para el estilo, tambièn alcanzaron fama de sex-symbols en otros tiempos por sus extensas cabelleras y otros aspectos estèticos que hoy lejos estàn de mantenerse al tope de las preferencias. Algunos integrantes del equipo de producción del estadio vieron con sus propios ojos las reacciones iniciales del pùblico ante la posibilidad  de apreciar un recital con una infraestructura apropiada y ciertos protocolos de relaciòn social alejados de la tradicional bruquedad emitida por algunos encargados de impartir òrdenes a toda la audiencia allì reunida.

EstadioHipico Argentino (Paul David Focus A015)

Finalizado el concierto de Whitesnake, pocos segundos después de las 23 horas, encontrò al equipo de seguridad y organización dentro del predio indicando a loa espectadores la forma de retirarse prolijamente del lugar, utilizando esos bastones de punta lumìnica que suelen emplearse para brindar indicaciones a los pilotos de aviòn casi al finalizar el aterrizaje. Otros empleados, muy velozmente abriendo ciertos vallados que tenìan como finalidad separar ambas partes del campo de pie, favoreciendo la salida de los asistentes màs cercanos al escenario, destrabando de manera locuaz y certera todo los procedimientos para abandonar el lugar de concierto. El silencio reinante, una llovizna en ese momento muy atenuada y la calma de toda la gente concretando el egreso del predio, fueron las postales finales de una realización que en su debut operativo mostrò muchos aspectos positivos y novedades en los procedimientos tradicionales, lugar que con el paso del tiempo y otra clase de shows deberà ratificar las bondades comprobadas en esta feliz puesta en marcha con las glamroosas bandas de rockeros melenudos con peluquerìa de alta producción.                                         .