Fabiana Cantilo deslumbrò a todos sus fans en el Gran Rivadavia y aparte del concierto previsto, la artista ofreciò una genial masterclass de stand up sencillamente desopilante

La bella cantautora ademàs de ofrendar un recital de enorme jerarquía musical con su banda y colegas invitados, desarrollò un espectáculo paralelo plagado de fenomenal histrionismo donde el humor de la cantante brillò con demoledores pasajes inolvidables.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A002)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Domingo 01 de Septiembre de 2019) En sus casi cuarenta años de brillante carrera musical, las performances de Fabiana Cantilo ademàs de desplegar una gran cantidad de fantàsticas noches plagadas de bellas canciones ya grabadas a fuego en el inconsciente colectivo de millones de personas, han deparado una multitudinaria gama de comportamientos políticamente incorrectos tan divertidos como bizarros.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A015)

Anoche no fue la excepción, probablemente la despedida del“Proyecto 33”se constituyò en la ideal oportunidad para detonar todas esas conductas que la hacen un alucinante ser, en medio de una extensa jungla de infumable cìnicos e hipócritas que la van de personitas buenas e impolutas. En lo que parecìa un tradicional concierto de conclusión de tour nacional, las cosas desde los primeros minutos amagaron con desmadrarse pero merced a un patròn de intempestivos actos fuera de libreto, la anfitriona de una inolvidable velada en Flores se erigiò como la màs atractiva y seductora artista de “stand up rockpop” del paìs. Siempre ponièndole el pecho a las balas y haciendo que la gente se divierta con situaciones que a otro le provocarìan un infarto en medio de un concierto.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A017)

Con localidades prácticamente agotadas, Fabi arrancò su concierto unos minutos antes de las 22 con la paradòjica canciòn“Payaso”, pero lejos de emular simplemente apenas aquèl tìtulo de una canciòn muy recordada en su carrera, tomò la determinación de adosarle a la despedida de un registro compilatorio una cuota de stand up sencillamente desopilante, lo que transformò de golpe a ese costado no musical del evento en una gran masterclass del gènero tan fantàstica como inolvidable. Cuando finalizaba ese primer tema, casi con ojos de mira telescòpica, la vocalista divisò al borde del escenario  unos niños que estaban casi al borde del proscenio fascinados por una performace que pintaba impactante.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A019)

Yendo con pasos propios del comic“The Pink Panther”(La Pantera Rosa), “Fabilìn”mutò acelerada a animadora televisiva infantil con esas frases tan propias de las bellas conductoras con sus faldas muy cortas y gansadas muy largas, para saludarlos en primer lugar mientras todos los presentes en el Gran Rivadavia quedaban pagando al pensar que habrìa una salutación general propia de un evento masivo. “No los puedo hacer subir…niños”esgrimiò bastante emocionada por la presencia de chicos que bordeaban los seis o siete años, prendidos con la canciòn que abrìa el concierto.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A023)

Vestida con mini y campera de cuero, acompañando ese conjunto con una blusa que insinuaba un cuerpo tan sexy como firme, Cantilo parecìa en ese arranque una rockera reencarnación de Flavia Palmiero, desconcertando a cualquiera ubicado en ese lugar un sàbado muy concurrido en el teatro de la Avenida Rivadavia al 8500 en la zona de Flores.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A003)

 

 

Justo en la fila diez sobre el lado izquierdo, de manera muy sorpresiva un septagenario bastante alcoholizado al que los vasos del brebaje etìlico le habìan  insuflado fuerzas para pegar algunos gritos descontrolados en las pausas entre canciones, auguraba una situación conflictiva para la bella anfitriona, mucho màs cuando pasados los primeros cuatro temas el personaje en cuestión se mandò por el pasillo enfilando su marcha directo al borde del escenario. La cantante que parecìa el mejor radar del aeropuerto de Washington en esas noches complicadas de trànsito, ni lerda ni perezosa divisò la llegada por su lado derecho del señor que mantenìa su equilibrio a duras tientas.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A020)

Aproximàndose al mismo precipicio del costado por donde se acercaba este individuo, la propia Fabi ante la ausencia de algún encargado de seguridad decidiò que lo mejor en ese peculiar caso era anticiparse veloz al conflicto usando pura psicología y afecto. Sentàndose en el borde del proscenio, lo saludò y ante algunas frases inentendibles del hombre, le acercò el micrófono buscando que estas palabras tuviesen alguna amplificación para descubrir que pasaba. “Fabiana te compuse un poema”,soltò el personaje y ella lejos de darle salida con un saludo de cortesía, decidiòmantener el micrófono mientras el septagenario despachaba unas estrofas que no parecìan conflictivas al evento,pero que obviamente sacaban de ritmo el ritmo de show planificado en camarines.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A011)

Ese mini poema finalizò tan ràpido como arrancò y algunos aplausos entre la concurrencia coronaron una circunstancia que en otro caso hubiera detonado silbidos o espectadores pidiendo ayuda a la seguridad de la sala, momento donde Fabi muy fiel a su genio le dijo mientras lo saludaba con su mano que“no te puedo hacer subir al escenario porque me salìs carìsimo si te morìs”. Primer gag de una ametralladora humorìstica que a lo largo del evento no solo no parò sino que fue procesando otros geniales momentos.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A009)

Hablando del amor en muchas de sus canciones, no titubeò en decir que “son duras las relaciones, pero como para demostrar que se encarga realmente de todo lo que sucede en lo escenario a lo largo de su espectáculo, en un momento se percatò que la proyecciòn del video no coincidìa con el marco metàlico circular colocado arriba a sus espaldas. Ni lerda ni perezosa organizò el reacomodamiento de la gran estructura que encuadraba los clips de cada canciòn interpretada por el grupo, mientras abajo organizaba un inèdito concurso de chistes que concluyò abruptamente cuando vio que el video sincronizaba con el marco de su escenografìa. En esas adrenalìnicas idas y venidas con su gran dueto de bailarinas, mientras hacìa entrar a los invitados, se percatò que algo no estaba bien y fue ella misma la encargada de decir que“perdì mi micrófono en medio de este quilombo”, provocando las màs disparatadas carcajadas en al platea.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A006)

La presencia de Claudia Puyò para cantar un par de temas en la mitad del concierto, disparò tras uno de los aplausos a la invitada, una frase de Puyò que Fabi repitiò en el micrófono:“que bien cantaba la gorda, dijo Fito”, un momento especial si se recuerda que en su momento Claudia fue excluìda del grupo de Pàez por razones no muy bien aclaradas, aunque se insinuò algo respecto de su fìsico. Por suerte esas cavilaciones pasaron de largo por distintos motivos y Fabi una vez màs en una declaraciòn muy autobiogràfica, se permitiò recordar sobre sus adicciones que“hace siete años que estoy limpia, antes estaba limpia pero paranoica”.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A004)

Ya en el ùltimo bloque del prolongado concierto, mientras se iban Fena Della Maggiore y Claudia Puyò para dejar su lugar a Gabriel Caràmbula, deparò una serie de cuestiones que lentamente marcaban mìnimos detalles tècnicos que la anfitriona marcaba entre cada tema sobre el desenlace del evento, tramo del recital donde mientras se secaba el sudor sostuvo que“yo estarìa harta de mì si no fuera yo”, mientras las risas arriba y debajo del escenario se prolongaban cada vez màs segundos durante el espectáculo. Tarareando algún tema de los que no figuraban en su listado, mientras se ordenaba el desenlace de su show no dejò pasar ese remolino de situaciones que marcaban el pulso del concierto, señalando sincera “no estamos tomados”, por màs que las voces y grititos simulaban lo contrario.

Fabiana Cantilo (Foto Paul David Focus - Noticias 1440 - A015)

Otro muy festejado comentario fue“la película mìa es un chicle eterno”, en una extensa catarata de confesiones donde lo increíble era que a pesar del supuesto desorden el concierto seguìa sobre el proscenio de manera intachable. Sorprendiendo a todos por su excelente voz en medio de ese caos organizado que dejaba paladear canciones que no han perdido un àpice de vigencia, Fabiana Cantilo sumò a muchos de sus invitados para el cierre a todo vapor con“Mary Poppins y el deshollinador”, regalando una ùltima carta de sorpresa al invitar al escenario a Silvina Zàmolo, su opening act ubicada en el medio de su recital, para cantar a dueto con el grupo, las coreutas y todos los demàs colegas un arreglo actualizado de una de sus màs populares composiciones. Ovacionada al extremo mientras saludaba con todos sus acompañantes y antes de iniciar el lento regreso a los camarines, Fabiana no pudo otra vez con su genio cuando se acercò al micrófono principal para decir“me voy a ver Netflix con mi mamà”, un broche de oro a un concierto inolvidable para todos aquellos que se animaron a acompañarla en un recital tan espectacular como divertido.