Robert Cray volviò a Buenos Aires luego de 26 años y con su show en Vorterix ratificò porque ahora es el blusero nùmero 1 del mundo

El brillante guitarrista nacido en la localidad norteamericana de Columbus ofreciò una espectacular “master class”del gènero, una gran performance con un fantàstico repertorio diseñado para un violero superdotado que encima canta genial mientras toca sus 6 cuerdas

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A001)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Lunes 29 de Julio de 2019) En la realeza del blues tambièn existe la frase“el rey ha muerto, viva el rey!”, una estructura donde la reverencia se desarrolla con la misma religiosidad que en el Palacio de Buckingham, cuando la eminencia realiza sus habituales apariciones ante el pùblico en diversos lugares del reinado.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A008)

Desde principios de los ‘70s y màs precisamente hasta el pasado 14 de mayo de 2015, su majestad B.B.King fue el supremo rey del blues, hasta que a los 90 años esa mañana dejò el mundo de forma pacìfica en su casa de Las Vegas tras haber sembrado gloriosamente ese gènero por todo el mundo, tocando hasta el final de sus dìas casi unas 135 veces por año.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A002)

Sin que aparezca una batalla oficial de los supuestos sucesores por la corona del blues, la industria tiene en sus portfolios tanto por la repercusión de sus logros como todo el desarrollo de su carrera, un apartado que ubica al sucesor en el momento exacto para asumir el reinado. Lo cierto es que sin que medien polèmicas o peleas farandulescas entre los candidatos, el sucesor de la corona blusera que ostentò B.B.King hasta principios de 2015, tiene un nuevo rey a nivel mundial y es Robert Cray, el hombre que anoche en poco màs de 100 minutos de alta emociòn en el proscenio del Teatro Vorterix dejò en claro que la corona de la realeza  le calza sencillamente perfecta.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A015)

Habìan pasado apabullantemente 26 años de su ùnica visita a Buenos Aires,con su show en Obras durante una històrica semana allà por 1993 en la que compartiò estadio con el trìo de rock sinfònico“Emerson Lake And Palmer”. Ya se habìan publicado por aquella època grandes discos como“Strong Persuaders”, “Midnight Stroll”y fundamentalmente el impecable àlbum“Don’t Be Afraid Of The Dark”.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A003)

En aquèl momento vino al paìs para un desembarco inevitable abrièndose a los escenarios del mundo, sabiendo que por entonces su trabajo era sencillamente fantàstico pero la mirada global seguìa con màs muchìsima atención, detenimiento e interès lo que obviamente llevaba a cabo B.B.King, que tambièn en esos años hizo frecuentes sus visitas a la Argentina, afianzando un inocultable vìnculo con Norberto“Pappo”Napolitano.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A004)

Aquellos shows del joven mùsico de color en Buenos Aires tuvieron una gran respuesta en tiempos donde grupos como Memphis La Bluserra y La Mississippi reinaban en el universo local del blues. Después las decisiones que todos los artistas toman generan caminos de acercamiento o distancia, etapa donde el blues con el paso de las temporadas dejò de ser la vedette de algunos medios, tambièn con un cruce de milenios donde las tendencias latinas iniciaron una conquista que hoy asoma reflejada en el fenómeno que conocemos.     Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A005)         . .

Robert Cray tiene 66 años, es una estrella hecha y derecha que es respetado en todos los paìses con una devociòn e inocultable admiración que no pasa desapercibidad. Anoche, un domingo de vacaciones de invierno en una fecha que otro hubiese rechazado para estar fuera de casa, el Teatro Vorterix lucìa con la capacidad agotada minutos antes de las 21hs mientras un nùmero de apertura entretenìa simpáticamente la espera del show central.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A009)

Los seguidores del artista, muchos de los cuales vieron aquèl recordado paso de 1993, estaban emocionados y se notaba la conmoción que significaba volver a tomar contacto anoche en ese moderno y calificado àmbito de espectáculos. Junto a ellos estaban muchos jóvenes y curiosos que llegaban entusiasmados al lugar, aprovechando la natural espera para tomar alguna cerveza con la intuición de estar a minutos de un buen concierto.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A011)

Llamaba bastante la atención que a pesar de las indicaciones que repetìan una y otra vez en las pantallas del complejo, estos jóvenes rechazaran de cuajo la observación de no fumar, convirtiendo al lugar principalmente en la platea central en algo bastante parecido a un festival de reggae por la insufrible cantidad  de cannabis en forma de cigarrillos y humo que pululaban por el sitio antes y durante el espectáculo. ¿Habrà una confusiòn de las generaciones del lapso 2003-2015 sobre que Robert Cray es cultor del estilo de los Pericos o The Wailers? ¿Hay alguna forma de manifestar respeto por los demàs cuando estos personajes pululan lo màs divertidos entre sì, generando al resto un enorme mantra de fumadores pasivos de una sustancia considerada ilegal? La respuesta es cultural y polìtica, pero ayer lo toxicidad del àmbito de concierto resultaba incomoda para cualquiera, novato o añejo al respecto.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A007)

Acompañado por Terence Clark en la baterìa, Ritchie Cousins en el bajo y Dover Weinberg en los teclados, la fòrmula central del brillante concierto radica en elementos tan simples como inèditos en muchas situaciones parecidas. El anfitrión lejos de desbordarse con una exhibición de parafernalia interpretativa, escoge los momentos y las notas para mostrar su poder de fuego blusero en situaciones exactas, donde el tema lo pide. Heredado del gran “yoda blusero”B.B.King, es impecable la economía de gestos y pulsaciones de sus dedos sobre el diapasón, por màs que lo que està tocando demande una necesaria concentración para llevar las canciones a buen puerto.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A014)

Lo que sì es su arma secreta o no tanto, es simple y devastadoramente una garganta tan fantàstica que provoca gritos, aullidos y ovaciones en muchos pasajes de su concierto por los timbres recorridos, sus afinaciones y bastantes notas en octavas elevadìsimas, caudal vocal que maneja con la suavidad con la que coloca sus manos en la guitarra para seducir de una forma tan hipnòtica como atrapante. Algunos segundos después de las 21:30“The Robert Cray Band”se apodera del escenario y en esos 100 minutos de performance hay blues de primer nivel en todas sus variantes, sostenido a esa altura de los acontecimientos por tres capacitados instrumentistas que ponen lo suyo en proporciones exactas, para que esa fòrmula milagrosa no se exceda en el efecto. Nadie coloca solos de lucimiento, sino aquellos que las obras dejan traslucir y hay un bellisimo sincronismo entre el líder y sus acompañantes para cerrar cada una de esas canciones.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A012)

Alterando un poco el listado de las cosas que venìa tocando en junio durante sus recitales del verano anglo, pero sin cambios demasiados bruscos, el show arranca con“I guess I showed her”, “The same love that made me laugh”y“Poor Johnny”, el desasosiego llega al lugar con piezas como “You’re everything”, “She’s gone”, “Won`t be coming home”y “You hay my Herat”. Hay un bloque de midtempo blusero con“Shiver all over”, “I can`t fail”y “I’ll never know”, para luego coquetear con situaciones como“Aspen Colorado”, un tema de increíble resoluciòn instrumental. Sorprendiendo a la audiencia,

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A006)

Robert Cray y sus acompañantes tocan por algunos segundos el himno de los Estados Unidos y asoma a esa altura de la noche un inesperado desconcierto, pero ese gag apenas es el comienzo de la canciòn“Just how low”. Entre tema y tema,Robert se dirige hacia su derecha para tomar la guitarra que usarà en la siguiente canciòn,ceremonia con su asistente que se repite en la velada al menos una decena de veces. En esos tiempos muertos, el pùblico emociona con creces al artista de color con sus habituales cànticos, pero màs allà del agradecimiento en un mix de “thank you so very much, muchas gracias”, el artista mantiene la concentración del evento apoyando entre track y track una toalla para secar la transpiración que deja su mano izquierda digitando asombrosamente.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A013)

La fiesta cobra su mayor pico de temperatura cuando suena su obra cumbre“Right Next Door”, un clàsico infaltable que se celebra con fervor incontrolable. Para cerrar protocolarmente semejante faena llega“Forecast calls for pain”y un bis infartante con“Nothing but a woman”y el remate con“Times take two”con la audiencia en llamas. 26 años después de su orgìa blusera en Obras, Robert Cray deja en Vorterix hasta la ùltima gota de sudor para ratificar su actual reinado de blues. “El rey ha muerto, viva el rey”diràn los titulares en estas horas y nadie podrà quitarles la razòn.

Robert Cray (Teatro Vorterix - Paul David Focus A007)

“The Robert Cray Band” – Teatro Vorterix – Domingo 28 de Julio de 2019 (Robert Cray: guitarra y voz // Terence Clark:baterìa // Ritchie Cousins:bajo // Dover Weinberg: teclados) (Lista de canciones: 01) I guess I showed her – 02) The same love that made me laugh – 03) Poor Johnny – 04) You’re everything – 05) She’s gone – 06) Won`t be comino home – 07) You hay my heart – 08) Shiver all over – 09) I can`t fail – 10) I’ll never know – 11) Aspen Colorado – 12) USA Hymn – 13) Just how low – 14) Right Next Door – 15) Forecast calls for pain – 16) Nothing but a woman – 17) Times take two)(Prensa de show: Paula Alberti)