En un ameno espectàculo producido por Move Concerts, la dupla “Hall & Oates” pagò su deuda con Sudamèrica brindando un show aceptable en el Luna Park

El grupo norteamericano llegò al paìs por primera vez en su carrera a màs de 40 años de su etapa màs gloriosa, en un show que recorriò gran parte de los hits con una formación de correctos intèrpretes y un dueto protagònico cumpliendo su desafìo sin sobresalir.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A005)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Viernes 07 de Junio de 2019) La pregunta flotaba firme e invisible en las 5000 personas que llegaron hasta el Luna Park, en un jueves a la noche después de una jornada laboral cotidiana y tradicional. ¿Habràn venido a tiempo o solo veremos algo parecido al fenómeno de los discos y videos en vivo? ¿Habrà tenido sentido esperar casi cuarenta años para verlos?

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A001)

Sin dudas aunque nadie lo confesara previo al show las dudas sobre el real estado psicofìsico y artìstico del mìtico dueto estadounidense, la mayorìa del pùblico que agotò los tickets de este concierto muy bien producido por Move Concerts se permitiò correr esas posturas dubitativas para disfrutar de un show y dos artistas que por esas cosas del destino no actuaron en el paìs durante sus èpocas màs gloriosas. Asomaban esos minutos previos como la antesala de un show que siempre es especulò que podìa ser posible a fines del milenio pasado, pero que por razones ajenas a la audiencia recièn tuvo ahora el correspondiente eco con la primera gira sudamericana de los norteamericanos al continente menos visitado por estos legendarios intèrpretes.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A003)

Conviene aclarar aspectos de la negativa de la banda a tocar fuera de los Estados Unidos y como màxima concesiòn, la chance de verlos en alguna ciudad europea muy aisladamente. Daryl y John vienen de una escuela industrial en la que buena parte del sustento de la carrera iniciada en su paìs,debìa sostenerse y crecer puntualmente en Norteamérica.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A002)

Por eso, por màs que desde distintos lugares del mundo reclamaran su presencia actuando en vivo, estos mùsicos asumieron su paradigma de establecerse en su naciòn y recièn despuès mirar al resto del mundo.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A004)

Las dècadas pasaron veloces, el milenio viejo se despidiò y llegò el nuevo, pero nadie en sus sanos cabales se permitìa aseverar que en algún momento esta mìtica dupla romperìa la maldición que se prorrogò casi cuarenta años mientras Norteamérica y algunos lugares del globo terraqueo disfrutaban del esplendor a punto caramelo de dos artistas que ponìan el foco en su paìs, sin importarles demasiado lo que sucedìa fuera de los Estados Unidos a caballo de una bonanza industrial donde la dupla generò un  poderoso patrimoniò musical y financiero que dejò la conquista del resto de los continentes para otro momento.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A007)

Ahora, cuando EEUU y otros lugares no ocultan una crisis global que afectò todo, especialmente el àrea de espectáculos y la arquitectura de negocios al respecto, muchos optaron ahora al afrontar el problema que habìa llegado la hora abrirse a otros mercados y permitirse una asociación con otros pùblicos que venìan pidiendo la presencia de ciertas figuras actuando en paìses con fervor y muchìsimo entusiasmo.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A006)

A principios de año Move Concerts pateò el tablero y lanzò uno de sus anuncios màs significativos en una temporada donde nadie se desentiende de una crisis econòmica que golpea todo inmisericordiosamente. Después de 40 años y la suplica de muchos fans que parece se hicieron escuchar, los Hall & Oates desoyeron el històrico mandato de sus managers para subirse a un aviòn y llegar hasta una naciòn que valora entusiastamente esta clase de artistas y la mùsica que llevan a cabo.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A008)

Contrariamente a lo que hubiesen hecho otros mùsicos los estadounidenses se mostraron muy remisos a concretar entrevistas previas a su primer recital en Buenos Aires. Una nota concedida por el tecladista a una revista conocida y un par de notas 48 horas que brindo el violero antes del show en el Luna Park fueron la magra concesiòn de los mùsicos a darle algún viso promocional al concierto en el coliseo de box.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A012)

En la primera entrevista, hecha durante fines de marzo vìa telefònica, Daryl Hall confirmò que sabìa algo de Argentina y que tenìa amigos provenientes de este paìs, con los que pensaba encontrarse para visitar de manera relajada. El dueto cumpliò con ese propòsito y ambos llegaron a Buenos Aires el martes a primera hora, previo a las fechas anunciadas en el estadio de la calle Bouchard y el posterior espectáculo en el Movistar Arena de Chile.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A009)

Insólitamente ayer a la mañana todos los diarios de Argentina no mostraban ninguna señal informativa del concierto que anoche ocurriò, un detalle significativo en tiempos de vacas flacas y la dura necesidad de promocionar todo lo que se pueda para alcanzar una buena respuesta econòmica.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A013)

Anoche el Luna Park lucìa colmado con 4000 fans con bastantes canas en sus cabellos, quienes en una temporada complicada ignoraron los precios y la crisis adquiriendo los tickets para ver a un artista que asomaba como una de las figuras difíciles del àlbum de visitas a esta paìs, un show que no quiso perderse el mismìsimo Charly Garcìa, quien llegò unos pocos minutos antes del inicio para ubicarse en una platea y ver la performance completa.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A010)

La falta de desafìos en un grupo que se acostumbrò a tocar siempre en el mismo contexto geogràfico se hizo sentir en ciertas situaciones del espectáculo en Argentina. Daryl Hall a sus 72 años conserva su buen humor, simpatía y habilidad con los teclados, pero su voz a esta altura de su carrera cada tanto se despista tocando el paso de las afinaciones dudosas sin que nadie entre en pànico. John Oates maneja su instrumento con gran precisiòn, pero como no come vidrio, entiende que la banda que lo acompaña siempre ostente a un joven violero con un volumen mucho mas fuerte que el de sus seis cuerdas.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A014)

Muy acostumbrados en estos ùltimos años a tocar un repertorio casi inmodificable en  su orden y contenido de canciones, no sorprendiò que las primeras cinco canciones fueran un calco automatizado de la lista que vienen tocando en el ùltimo año y medio. Es obvio que eso a una banda sin demasiadas presiones operativas le quita bastante oxìgeno de exigencia, en un tandem de intèrpretes que bordea arriesgado el acantilado del sutil aburguesamiento, banda que cada vez que las cosas se complican retira siempre el pie del precipicio para evitar que el show desemboque en una abulia insostenible durante las dos horas de espectáculo.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A010)

Muy felìz y agradeciendo los aplausos y càlidas muestras de afecto tras la interpretación de clàsicos como“Maneater”, “Family Man”, “Out of touch”, “Method o fmodern love”y “Say It Isn`t So”en arreglos bastante embarullados de orquestación, Daryl Hall soltò algunas palabras para distender la relaciòn con sus fans argentinos, comentando que en charla con algunos de sus seguidores le habìan pedido que agregara temas que no estaban en la lista de show.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A015)

Semejante detalle relatado por el rubio y canoso tecladista desembocò en“One on One”, una de las tantas perlas que tiene el repertorio de los estadounidenses, novedad en la lista del concierto concretado en el Luna Park que alterò un poco cierta monotonìa estructural que este evento viene transmitiendo en los ùltimos 18 meses.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A011)

De ahì en màs el concierto se encaminò hacia una rutinaria y oficinesca maniobra de interpretación, un show que en algunos pasajes tuvo un sonido bastante irregular y sobrepasado de graves. El periplo con sus grandes composiciones transcurriò algo sereno de la mano de“You’ve lose that living feeling”, momento donde Daryl se encaminò a un piano lateral. Ahì pasaron“She`s gone”, “Sara`s smile”(con un pifie de telcadista que obligò a comenzar de nuevo)y “Is it a star”, tramo del espectáculo donde las pulsaciones bajaron, pero creciò la sorpresa cuando los mùsicos parecieron revivir con ese track de las primeras èpocas del conjunto.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A016)

Tal como viene sucediendo en sus presentaciones, la fiesta culminò en lo protocolar con“I can`t go for that”, la cual tuvo un arranque bastante embarullado mientras el sonido volvìa a hacer de las suyas en la mezcla de ingeniero de sonido. Unos dos minutos de pausa mientras la banda se hidratò y unos minùsculos ajustes de escenario, fueron la antesala de los cuatro temas en contexto de bises que el conjunto despachò en su primer recital en Argentina, despedida que sumò a lo ya ejecutado“Rich girl”, la ensamblada secuencia de“Kiss on my list”y“Private eyes”, esta ùltima con un desfasaje de los aplausos y el tema sencillamente espantoso, para clausurar la historia con“You make my dreams”, ya con el pùblico parado y proclive al aplauso muy fácil.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A018)

Saludando emocionados por descubrir que en Argentina sus fans respondieron mejor de lo esperado en este tipo de giras, Daryl Hall y John Oates cancelaron la deuda emocional que tenìan con su barricada de seguidores sudamericanos, pero el show en el Luna Park a 40 años de su etapa màs gloriosa, dejò un àcido gusto por la demora en llegar a esta parte del continente cuando ya sus protagonistas lucen en parte desmotivados para concretar el oficio que los hizo famosos en todo el mundo.

Hall And Oates (Luna Park 06 06 19 - Paul David Focus A017)

Acompañados por Charles DeChant, lejos el mejor del grupo, con su històrico saxofón y su anexo con los teclados, percusión y los coros de impecable factura, la dupla estadounidense saldò ese extenso y triste perìodo de inconexión con un show correcto y entretenido, una noche en la que sobrevolò bastante  màs el sentir de una desenfocada despedida, que el inicio de un nexo fluìdo con un grupo que a esta altura de su carrera parece algo harto de tener que subirse al escenario para dar lo mejor de sì, ante fans que ponen màs onda que ellos por este encuentro. Sin interesarse por transmistir sus impresiones ante su nulo contacto con los medios, Hall & Oates en su primer y posiblemente ùltimo paso por Argentina, dejaron la sensación de estar viviendo la suave e irrefrenable despedida antes de jubilarse de los escenarios que tanto honraron en los ùltimos cuarenta años de impecable tarea y fenomenal contexto artìstico. Dando de a ratos una frágil imagen de una agrupación que tuvo èpocas de gloria, ahora lo ocurrido en el Luna Park se pareciò màs a un digno canto de cisne, teñido de viñetas que dejaron a sus fans con una extraña sensación frente a una famosa dupla con el dolor de ya no ser.                                                           .