Lollapalooza Argentina 2019 Day Two – The 1975 se luciò sin sobresaltos, Sam Smith provocò brutales bostezos y Artic Monkeys apenas cumpliò con lo necesario

La joven banda inglesa realizò un show muy entretenido, el gèlido vocalista mediàtico confirmò que puede aburrir a multitudes y el nùmero central del Main Stage 1 apenas logrò conformar a los fans menos exigentes.

The 1975 (Foto Universal Music Argentina A001)

Por David Dakota (columnista invitado)

(Capital Federal – Domingo 31 de Marzo de 2019) El Lollapalooza Argentina es a fin de cuentas un festival donde en algunos momentos la mùsica es apenas un condimento de los encuentros y experiencias que la multitud puede vivir en los 250 mil metros cuadrados que ocupan las instalaciones del evento, algo que se pudo comprobar con los shows de la segunda jornada, una fecha en la que nadie superò la vara de lo aceptable. La temperatura en ascenso, un pùblico bastante màs familiar y la gran diversidad sonora planteada en los cuatro plafones colorearon una jornada donde nuevamente se pudo observar la fantàstica evolución que de un año para otro tuvo la organización en el desarrollo del festival. Tras la fallida performance de Candelaria“Lelè”Tinelli y los diferentes perfiles de pùblico que fueron y vinieron varias veces a lo largo de la jornada por el extenso predio, ningún show logrò capitalizar en algún momento la mayorìa de la audiencia reunida en el hipódromo bonaerense, preocupante alerta de un grillado que asomaba menos fuerte de lo previsto en las tres jornadas de realización. Entre el clima, la chatura de algunos nùmeros locales que ni vale la pena nombrarlos por lo patètico de sus performances, la enorme multitud centrò bastante de sus expectativas en lo que podìan proponer los nùmeros de cierre.

Sam Smith (Foto Lollapalooza Arg 2019 - TyT Group A001)

A las 19:30 subieron a escena los integrantes de“The 1975”, una banda de Manchester que cobrò vida en el 2004 y que a quince años de su formación luce fresca, entretenida y con mucha energìa. Con un nuevo disco publicado a fines del año pasado, la formación se luciò desde el principio con un clima soul-rockero muy pegadizo, sostenido en la cuidada y adrenalìnica garganta de Matthew Healy, repertorio que realizò hincapié en “Notes On A Conditional Form”, un àlbum que los motiva a tocar màs en vivo. De ese disco sonaron con buen impacto “Give Yourself A Try”, “Too Time-Too Time”, “Sincerity Is Scary”, “Love Is If Made It”, con respuesta apropiada , mientras que ciertos nostàlgicos vivieron un grato momento con“Chocolate”,“The Sound”y“Sex”, canciones que le dieron energìa y la dosis apropiada de entretenimiento a un  escenario donde la muy novata “Lelè”habìa pagado los platos rotos de un show injustificado.

Sam Smith (Foto Lollapalooza Arg 2019 - TyT Group A002)

Pero si lo de la cantante argentina habìa generado una incomodidad manifiesta en los habitúes del evento, lo peor estaba por caer, nada màs y nada menos que con Sam Smith, nùmero central de la plataforma Main Stage a las 20:30 cuando el sol se habìa escondido definitivamente, tal vez para librarse de una presentaciòn tan aburrida e insostenible como pocas veces en el campo de carreras en la zona bonaerense. Con menos sangre en las venas que Lionel Messi cuando juega en la selección argentina, Sam Smith es probablemente el hijo no reconocido del Capitan Frìo, deambulando por el escenario con la gracia de un refrigerador que consume màs calorìas de lo que figura en el manual de instrucciones. Sus pergaminos parece intachables, pero su mùsica tiene la rara de virtud de provocar sueño a nivel masivo por màs que sus acompañantes sobre escena se desvivan para infundirle hemoglobina ardiente a un gèlido muñeco de torta con tanto carisma como un deteriorado contenedor de residuos en la vìa pùblica. El repertorio de su abùlico set incluyò canciones como “Too Good At Goodbyes”, “Pray”, “Baby You Make Me Crazy”, “Dancing With a Stranger”, “Promises”, “Stay With Me” y “I’m Not The Only One”.

Artic Monkeys (Foto Lollapalooza Arg 2019 - TyT Group A002)

El joven cantante cuenta con el curioso mèrito de haber cantado la màs horrible y  espantosa canciòn creada para un film del famoso personaje James Bond, sospechàndose que Sam Smith y Daniel Craig son probablemente los villanos màs efectivos a la hora de convertir al personaje de la cèlebre familia Bróccoli en un british teletubbie aturdido. El hecho de haber vendido de 20 millones de álbumes en todo el mundo no es garantìa en los shows de absolutamente nada, comprobado justo en la mitad de su recital cuando buena parte de la gente que bostezaba fuerte delante suyo de manera ininterrumpida decidiò casi sincronizadamente darse media vuelta y enfilar desesperada para el Main Stage 1, donde ya residìan los màs fanàticos de Artic Monkeys, una banda que en el paìs juega de local.

Artic Monkeys (Foto Lollapalooza Arg 2019 - TyT Group A001)

Los Artic Monkeys figuraban programados a las 22 horas y asì en horario pusieron en marcha un show con beuna energìa, aunque los errores en la ubicación de los temas le fue jugando en contra a una formación que necesita descansar y hacer fuerte introspección en su seno creativo para no convertirse en un clon de sì misma. Alex Turner, Jaime Cook, Nick O’Malley y Matt Helders, junto con los mùsicos de apoyo en vivo, realizaron una presentaciòn agradable pero de a ratos se los notaba muy incòmodos con los desniveles que su grilla de temas les provocaba. La lista de canciones arrancò con “Do I Wanna Know?” y “Brianstorm”, para luego ceder lugar a otras canciones como “Don`t Sit Down ‘Cause I’moved Your Chair”, “One Point Perspectiva”, “Library Pictures”, “Dancing Shoes”y“Four Out Of Five”. Para cuando encararon esta ùltima una gran mayorìa de los asistentes al escenario Main Stage 1 ya habìa iniciado el èxodo buscado el lado dance de la jornada, previsto en el opuesto con la presentaciòn de Tiesto, DJ holandés que jamàs encontrò la vuelta de tuerca bailable para entretener sin pausas a los màs exigentes, una performance tan fallida que hasta los màs condescendientes con el pinchadiscos no daban crèdito a un espectáculo tan venido a menos en el Main Stage 2, un final de jornada tan accidentado sonoramente en el desenlace tal como habìa ocurrido en el inicio con la muy pobre actuaciòn de“Lelè”Tinelli en plena farnja vespertina.