Sting presentò su cd“57th & 9th”respaldado por el argentino Dominic Miller y un grupo de mùsicos apenas aceptable

La oficialización del flamante àlbum del mùsico inglès no defraudò musicalmente todas las expectativas previas, pero su actual conjunto lejos està de ser la banda ideal para una estrella de sus kilates artìsticos. En un insòlito homenaje a los Fabulosos Cadillacs, el britànico y su guitarrista sudamericano actùan en vivo junto a sus hijos.

Sting (Hipòdromo de Palermo - Foto DF Entertainment Facebook Oficial 2017 B01)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal–Viernes 5 de Mayo de 2017)En cada uno de sus arribos a la Argentina  para presentar sus discos, Sting ha dejado en claro lo mucho que le importa respaldar cada una de sus obras musicales en vivo, acompañado por un calificado equipo de intèrpretes acordes a la despampanante calidad que cada uno de sus àlbumes exhala segundo a segundo. Esto se habìa vuelto una constante muy valiosa en cada una de sus tournèes mundiales, pero la presente gira por varios lugares del globo encuentra al gran artìsta britànico acompañado por un ensamble de jóvenes ejecutantes que apenas salvan discretamente su compromiso, quedando a cargo del propio Sting y su lugarteniente Dominic Miller la responsabilidad de llevar a buen puerto cada una de las perfomances en vivo que comprende durante esta temporada el “57th & 9th World Tour”, la gira de tono rock-pop que lo devuelve firme a sus raìces después de varios años experimentando con otras tendencias, estilos y conceptos.

Sting (Hipòdromo de Palermo - Foto DF Entertainment Facebook Oficial 2017 A03)

La primera presentaciòn oficial de este grupo a nivel realmente masivo habìa sido el concierto en la reapertura de“Le Bataclan”, el bello teatro atacado por terroristas hace màs de un año en Parìs con dramàticas consecuencias. Aquèl show fue un tester de violencia para el pùblico regresando a un lugar donde varias personas perdieron la vida, pero tambièn fue un concierto donde Sting mostrò las cartas a  nivel general, brindando señales claras  sobre cuàl serìa el verdadero espìritu de su mùsica en vivo tras una gira prolongada en compañìa de su habitual conjunto con quienes estuvo en los ùltimos años tocando sus màs grandes èxitos. La banda que armò especialmente en torno a la oficialización del nuevo àlbum para estas dos pròximas temporadas, finalmente rompe con el formato màs clàsico de rock-pop jazzero para brindarle un protagonismo en definitiva màs preponderante a las guitarras, a tono con un disco mucho màs ligado a la estètica de rock que transpira “57th & 9th” en muchìsimos pasajes de su extensión.

Sting (Hipòdromo de Palermo - Foto DF Entertainment Facebook Oficial 2017 B03)

La formación actual ubica a Josh Freese en la baterìa, a Joe Sumner, hijo del anfitriòn en una de las guitarras haciendo tambièn coros, a Rufus Miller, afiatado hijo de Dominic en la tercera guitarra, jóvenes que secundan al subcomandante del instrumento, el mismìsimo Miller padre quien obviamente lleva la batura de esa arquitectura musical, ensamble que pone a disposición del anfitrión britànico un contexto muy rockero, pero al mismo tiempo algo complicado para encarar las canciones del mùsico inglès que tienen una orquestación màs ligada a otros formatos musicales. Esa debilidad de notò a lo largo del espectáculo y por suerte tanto el bajista del Reino Unido como su lugarteniente guitarrìstico pusieron lo suficiente para que eso no quedara tan expuesto en algunas canciones.

Sting (Hipòdromo de Palermo - Foto DF Entertainment Facebook Oficial 2017 A01)

Sin querer o accidentalmente para quienes aman las coincidencias, esta banda desarrolla una analogía circunstancial con la actual conformaciòn de Los Fabulosos Cadillacs, una formación nacional que se ha reinventado con la llegada de los hijos de Vicentico y Sr Flavio, detalle que aquì desafortunadamente no ocurre de ninguna forma. Josh Freese es un respectable baterista, pero muchas veces prefiere resolver sus limitaciones tocando de manera aguerrida en vez de mancomunar su estilo a lo que necesitan las partituras de su actual jefe, lo cual recièn en el show de Argentina ofreciò señales de estar entrando en un comprensivo curso de correciòn. Poniendo lo mejor de sì para que el espectáculo estè a la altura de su trayectoria, Sting y Dominic Miller ubican sus interpretaciones cercanas a los arreglos que la gente aguarda de esos clàsicos reinterpretados en nuevo plan, brindando a cada instante un valioso respiro para quienes conocen la mùsica de colosal creativo del viejo continente. Queda en claro que la formación confeccionada para esta gira posiciona una mirada màs cercana en lo orquestal al mundo del grupo que Sting integrò durante fin de los ‘70s y comienzos de los ‘80s, lo cual nos permite comprobar que segùn esta forma de analizarlo, parece que se hace necesario y obligatorio contar con tres guitarristas para equipara lo que tocaba en su momento Andy Summers.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A004)

Por màs que Dominic Miller se las ingenie para reemplazarlo hasta el momento con mucho talento y jerarquía, ahora el mismìsimo Sting le marca el territorio a sus dirigidos poniendo tres guitarristas en vivo para que ciertas partituras suenan lo màs parecido a aquellos audios que la gente tiene en sus cabezas grabados casi a fuego. Casi nada, nò? Ni hablar del contexto rìtmico donde los nuevos valores hacen extrañar a Vinnie Colaiuta en la baterìa y David Sancious en los teclados, un handicap que el show concede de una manera extraña y provocadora. El show ha sufrido bastante modificaciones desde que el mùsico britànico iniciò este tour mundial y por suerte lo que sucediò ayer por la noche en un  Hipódromo de Palermo con muchos asientos vacìos, ubica una lista de temas que tiene mejores canciones ubicadas en distintas partes del espectáculo para quienes no conocen a fondo el nuevo àlbum que esta destacada figura lanzò a fines del año pasado.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A005)

El concierto arranca con bastantes minutos de demora con“Synchronicity II”y“Spirits in the Material World”, dos clàsicos del tiempo policial con Andy y Stewart, que aquì superan el tono de aprobado con ciertas sospechas de lo que pueda suceder minutos màs tarde con el resto de las canciones. Donde explota la preocupación y nadie queda ajeno a esa sensación es cuando llega“Englishman in New Cork”, un bellìsimo tema con ciertos arreglos de teclados, momento donde la edificación de guitarras hace agua y deja expuesta a una formación que privilegiò potencia por toque y  sutilezas, tramo donde por suerte la vos del anfitrión y su bajo hacen olvidar el papelón de los jóvenes acompañantes en esta reversión faltante de hervor. Acompañado  por toda la gente que adquiriò entradas màs baratas y sigue las instancias del concierto a una lejana distancia del escenario, el mùsico inglès se percata que quienes màs cerca del escenario se encuentran, màs lejos estàn de acompañarlo, muy preocupados por sus celulares y toda la gama de imbecilidades que los mismos proporcionan para distraer la atención.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A010)Llega el momento del nuevo àlbum con“I Can’t Stop Thinking About You”y“One Fine Day”, temas atractivos que pasan bastante desapercibidos para la audiencia que durante los ùltimos meses no ha tomado contacto con estos temas por deficiencias difusionales de los que desde alguna oficina focalizada manejaron la llegada de estas canciones a todos los interesados. El repertorio retorna al pasado con“She’s Too Good for Me”, “I Hung My Head”y la trascendental“Fields of Gold”, una joya  del repertorio solista que acà deja algo de sabor a poco, cuando el acordeonista de“The Last Bandoleros”intenta emular el sonido tan caracterìstico de los teclados con un artefacto màs limitado en todos sus aspectos, algo compensado por la voz de Sting y las sutilezas que segundo a segundo desparrama para suerte del show el monumental Dominic Miller en cada espacio de su instrumento.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A006)

Otra vez el espectáculo se traslada al presente con las canciones de “57th & 9th”a travès de las bien definidas“Petrol Head”y“Down, Down, Down”, un jugado tramo de intensa energìa elèctrica posteriormente contrarestado con“Shape of My Heart”, muy bien secundado por el guitarrista argentino en ese tono acùstico de la pieza seleccionada. El regreso a las muy poderosas pàginas de“The Police”se efectiviza por unos pocos minutos con“Message in a Bottle”, segunda parte del concierto donde Sting se permite por unos segundos dejarle el escenario a su hijo Joe Sumner para que encare con el resto de la banda interpretando una descafeinada versión de“Ashes to Ashes”(David Bowie), la cual pasa sin pena ni gloria en un show que remonta vuelo rockero con“50,000”, otro de los temas nuevos elegidos por su autor para respaldar su reciente producción discogràfica.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A004)

El final del concierto encuentra a Sting ya alejado de sus nuevas canciones para bucear en intensidad con joyas de su memorable grupo y tambièn algún clàsico solista, bloque de la presentaciòn que asciende y asciende emocionalmente sin detenerse, brindando a la gente el mejor momento del show con hits del poderìo de“Walking on the Moon”, “So Lonely”, “Desert Rose”y la fenomenal“Roxanne”a la cual en el medio el anfitrión decide colarle en plan jazzero“Ain’t No Sunshine”. El clima de fiesta se percibe segundo a segundo cuando en los bises suena primero“Next to You”, para luego ceder protagonismo a“Every Breath You Take”, acompañado por los fantàsticos y conmovedores coros del pùblico al fondo del hipódromo palermitano. En una fiesta que retumba emocionante a cada instante, llega como suele ocurrir en la mayoria de sus recitales la subyugante“Fragile”, esa canciòn que obra como emotiva clausura de un show muy cuidado por donde se lo analice.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A007)

Conviene detenerse en algunos detalles claves del concierto, especialmente en el màs llamativo de la performance: la voz de Sting es sencillamente de otra galaxia, con un tono excelso en cada palabra y arreglo encarado, mostrando que el mùsico no solo toca maravillosamente sino que su garganta se mantiene como otro instrumento de peso vitalmente decisivo en todas sus interpretaciones.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A008)

El otro punto fuerte es la jerarquia que pone Dominic Miller en cada interpretación con su guitarra, subcomandante musical que le permite al anfitrión descansar relajado cada vez que la ocasión lo amerita, una dupla que a lo largo de todas las noches de concierto se encarama como vital dueto para que la mùsica mantenga esa pòcima hipnòtica, conmovedora y movilizante que desata felicidad a cada segundo sin màs lògica que brindar esa postura descontracturada de darle a la mùsica el milagro de provocar sensaciones que otras cosas jamàs lograràn con el paso de los siglos.

Sting - 04 05 2017 - Hipòdromo Palermo (Foto Gabriel Imparato A010)

Sting – Hipódromo de Palermo (Buenos Aires) – Jueves 4 de Mayo de 2017 – Lista de canciones interpretadas: 01 Synchronicity II – 02 Spirits in the Material World – 03 Englishman in New Cork – 04 I Can’t Stop Thinking About You – 05 One Fine Day – 06 She’s Too Good for Me – 07 I Hung My Head – 08 Fields of Gold – 09 Petrol Head – 10 Down, Down, Down – 11 Shape of My Heart – 12 Message in a Bottle – 13 Ashes to Ashes(David Bowie,  cover by Joe Sumner) – 14 50,000 – 15 Walking on the Moon – 16 So Lonely – 17 Desert Rose – 18 Roxanne / Ain’t No Sunshine – 20 Next to You – 21 Every Breath You Take – 22 Fragile (Pùblico estimado: 11. 440 espectadores)

.