Music Wins 2016: Primal Scream se consagrò con un gran show en un festival con divertidas actuaciones

Con una asistencia acorde a un ampuloso lugar que espanta espectadores por su lejanìa y desvalìda infraestructura, la congregación de intèrpretes del mundo musical indie en la insufrible Tecnòpolis resultò màs seductora que en los càlculos iniciales. 

Festival Music Wins (Foto Paul David Focus - A001)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Lunes 14 de Noviembre de 2016) No convenìa abrir demasiadas expectativas después de la muy flojìsima respuesta del pùblico al ùltimo evento realizado en la intratable estructura de Tecnòpolis, tomando en cuenta que el Festival BUE aùn con las presencias de Iggy Pop y The Pet Shop Boys como cabezas visibles no habìa logrado siquiera convocar diez mil personas en cada jornada. El extenso predio en la localidad de Villa Martelli no se cansa de espantar espectadores y la posibilidad de vivir una reuniòn de figuras con poca asistencia de pùblico en el Gran Buenos Aires no era la excepción, un presagio que en cuanto a nùmeros de asistentes obviamente confirmò que la gente odia el lugar con todas sus fuerzas y que salvo toque una megaestrella, preferirà ver esta clase de conciertos en otro lugar de la Capital Federal.

Festival Music Wins (Foto Paul David Focus - A003)

A diferencia del BUE, que apostò fuerte al cierre de cada jornada con nùmeros de peso muy destacado, el“Music Wins”se jugò firme a un grillado de artistas que sumados en conjunto para la situación, devendrìa en una gran grilla de tiempo constante para mantener firme el interès de los asistentes. Las figuras màs convocantes eran sin dudas Bobby Gillespie al comando de los famosos “Primal Scream”, los franceses Nicolas Godin y Jean-Benoit Dunckel del grupo “Air”y un pelotón de artistas donde sobresalìan Anton Newcombe, líder del proyecto“The Brian Jonestown Massacre”, Mac DeMarco con su mezcla de humor y mùsica, sin olvidar a los verdaderos tapados del evento como Alex Ebert liderando a los“Edward Sharpe and The Magnetic Zeros”, a la postre el mejor espectáculo en concordancia con el acentuado perfil de esta congregación de mùsicos del gènero.

Festival Music Wins (Fotos Prensa Agustina Ruiz Teira - A001)

A diferencia del BUE, los organizadores del Festival“Music Wins”decidieron que la planta escènica de acciòn no estuviese demasiado separada en un planteo fìsico, buscando que la gente camine lo estrictamente necesario a la hora de satisfacer sus necesidades, una acertada idea que permitiò que en apenas unos 350 metros el espectador pudiese disponer de lo necesario sin verse forzado a caminar ese macabro juego de pasillos configurado en el anterior“festi-galpòn militante”. La gente allì tenìa a mano los dos escenarios centrales, con el còmodo acceso a los puestos de comida y otras necesidades sin verse obligado a una maratón oprobiosa de caminatas insufribles por ese gèlido y desangelado mamotreto de cemento bueno para nada. Lo cierto es que en ese lugar, los organizadores decidieron no alejar demasiado la distancia entre el escenario 1 y el 2, lo que permitiò que una vez ubicados en ciertos sectores, la gente pudiese ver las alternativas de ambas plataformas de espectáculo sin moverse, teniendo a mano todos los puestos de comida y distracción, como asì tambièn los baños y otros lugares de consulta en esa ubicación territorial.

Festival Music Wins (Fotos Prensa Agustina Ruiz Teira - A004)

Cuando caìa la tarde, llegaron al escenario principal con su mejor predisposición y dando lo mejor de sì los“Edward Sharp And The Magnetics Zeros”, con un setlist armado con lo mejor de su repertorio. La lista arrancò con“Man On FIRE”y siguió con“I Don’t Wanna Pray”, “Up From Below”, “Janglin”, el cover del beatle John Lennon“Instant Karma!”, Wake Up the Sun”, la aclamada“Desert Song”que hicieron por pedido de la gente y una bonita despedida musical con“Home”, que le puso un broche de oro a un grupo que sobre escena combinò jugadas orquestaciones, muchos pasajes de humor y simpatía, amèn del encanto de Alex Ebert comandando a sus mùsicos y ganàndose los suspiros de las chicas que cerca del escenario le hacìan caritas para que se acercara a saludarlas.

Festival Music Wins (Foto Paul David Focus - A002)

Pocos minutos màs tarde llegò“The Brian Jonestown Massacre”, formación que ofreció un show que se amalgamò a la perfección con la intensidad del evento desarrollado en Villa Martelli, bajo un listado de temas entretenidos y con mucha ejecución coordinada. La cuarta visita aquì en Argentina de los“Primal Scream”presentò un contexto tal vez màs crudo con el armado de bajo, guitarra, teclados y batería, pero en realidad el espectáculo no precisaba màs que esa infraestructura interpretativa para cumplir con las necesidades de un repertorio que con el paso de los minutos creciò en calidad y respuesta.

 

Festival Music Wins (Fotos Prensa Agustina Ruiz Teira - A003)

Primal Scream es un legendario grupo de rock alternativo oriundo de Glasgow, Escocia a principios de 1982, que tienen al baterista de“Jesus and Mary Chain”como alma mater y conductor en tantas dècadas de actividad. Ahora Bobby Gillespie està acompañado por sus colegas Andrew Innes en guitarra lìder, Barrie Cadogan en guitarra rìtmica, Martin Duffy  en teclados, la bella Simone Butler en bajo y el aguerrido Darrin Mooney dando lo suyo en la batería. Con la excusa de recorrrer“Chaosmosis”, el ùltimo àlbum, en realidad los dirigidos por Gillespie encararon un repaso de arriba abajo, en genial recorrida de 360 grados a la discografìa de una banda que en su momento no dudo en convocar a la modelo Kate Moss para grabar uno de los hits de su carrera.

Festival Music Wins (Fotos Prensa Agustina Ruiz Teira - A002)

Fueron 75 minutos de show rockero con gran versatilidad, donde la magia de la bellìsima bajista Simona Butler se robò lejos el concierto, una performance que matizò la energìa de”Movin’ On Up”hasta el enèrgico pulso adrenalìnico de”Rocks”, pasando por la desesperada languidez de obras como esa sensual pieza llamada”Damaged”, contando tambièn con el simpàtico Kurt Vile como su invitado especial en la celebrada”Loaded”o el tema de cierre. La lista incluyò por orden de interpretación, gemas como“Movin’ On Up”, “Where the Light Gets In”, “Jailbird”, “Accelerator”, “Feeling Like A Demon Again”, “Shoot Speed/Kill Light”, “Damaged”, “Higher Than the Sun”, “Trippin’ on Your Love”, “100% or Nothing”, “Swastika Eyes”, “Loaded”, “Country Girl”y “Rocks”con  Kurt Vile sumando energìas musicales. Cuando ya la noche estaba a punto caramelo, los franceses de“Air”subieron a escena con muchas canciones entretenidas, pero la gente, una vez màs priorizando la obvia fuga de un lugar bastante incòmodo para acceder, comenzò un lenta procesiòn de escape, dejando a estos experimentados franceses con menos pùblico del esperado. Proponiendo un grillado con grandes figuras del gènero, los organizadores del“Music Wins”celebraron la excelente respuesta del pùblico afìn, tomando en cuenta las adversidades que propuso desarrollar un espectàculo de este volumen y duraciòn en un sitio que conspira contra todos los intentos de proponer buena mùsica fuera de los àmbitos valorados por los espectadores del rubro.