De la mano del superlativo“Tu Boca”y otros clàsicos internacionales, Marcela Morelo recuperò su memoria musical con un muy buen show en el Gran Rex

En un recital con grandes invitados sorpresa y tambièn un espectador desmayado casi al finalizar el evento, Marcela Morelo presentò su cd “Espinas y Pètalos” acompañada por sus colegas evocando el tema màs importante de su carrera.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A001)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Lunes 31 de Octubre de 2016) Hay canciones que tienen màs peso en la carrera de un trascendental artista que otras y està en su creador hallarlas para para encontrar una mayor comunicación con sus audiencias, una tarea realmente poco sencilla pero entretenida cuando el mùsico desarrolla una importante cantidad de conciertos en su historia.  Con un travelling creativo a que va de finales del viejo milenio a estos dìas, la excelente carrera de Marcela Morelo ha contemplado como a cualquier compositor una secuencia de altas y bajas comprensible, tomando en cuenta la cantidad de temporadas y el riesgo asumido en cada momento de su carrera musical.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A002)

Sin dudas el mayor momento de alcance comunicacional y èxito en la fructìfera historia de la bella vocalista oriunda del barrio de Lanùs se ubica a principios de milenio con su tercer àlbum solista, disco que le abriò definitivamente las fronteras de su paìs para llegar a otros continentes con un peso en las audiencias extranjeras logrando una repercusión inèdita en cierto sentido pero muy merecida por sus logros como cantautora de una nueva generaciòn que instalò dentro del mundo pop una renovación creativa muy atractiva y llamativa.  Lo que siguió después fue una serie de àlbumes editados que corrieron con diversa suerte y destino de acuerdo al momento de su aparición, pero tambièn signados por un formato de trabajo que a esta altura de lo sembado abre interrogantes de peso destacado cuando se habla de la mujer que le cambiò la cara al pop en el cruce de milenios.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A007)

“Invisible”retratò un tiempo de dolores y penas internos inocultable, pero “Marcela Morelo 5”fue recibido con mayor eco por sus seguidores, siendo su ùnico àlbum en vivo “Fuera de tiempo”tal vez el mejor registro de toda su carrera por compilar en tiempo real los clàsicos que esta estrella pop desarrollò firme  paso de los años muy bien producida por su marido Rodolfo Lugo, gran bajista y mejor arreglador con muchìsima capacidad a la hora de ornamentar con serenidad las maquetas originales de su pareja en busca de temas bien concebidos y presentados. Llegaron después “Plan B”, un disco aceptable de versiones en castellano de hits de la mùsica pop mundial en donde faltò mejor capacidad en la selecciòn de obras a versionar, algo decisivo en el impacto final de ese particular àlbum y finalmente “El club de los milagros”, un proyecto que en realidad debiò ser un EP de cinco canciones y ante un mal asesoramiento desde la òrbita de A&R, se convirtió en un ancla sonora inocultable para una carrera con aciertos y luces de notable dimensiòn generacional.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A008)

Los ùltimos años encontraron a Marcela Morelo brindando cada temporada una excelente cifra de shows en lugares de alta convocatoria, circundando un repertorio de clàsicos pero con ciertas limitaciones de repertorio que lentamente carcomieron el impacto de su obra  a punto de convertir sus apariciones en vivo en un somnoliento ritual carente de la genial energìa que su obra puede provocar con la adecuada combinación de sus canciones y esa especial forma de encararlas. Durante un prolongado lapso de tiempo, la artista decidiò a la hora de encarar un nuevo àlbum de estudio, tomarse màs tiempo del habitual a la hora de decidir el formato, contexto y estilo del mismo, un camino de composición que la hallò màs cerca, pero sin exagerar, de sus orìgenes. “Espinas y pètalos”es, después del fracaso que significò su disco“El club de los milagros”, el camino de reconversión de la artista en la bùsqueda de aquellos elementos que la devuelvan a su verdadero àmbito de creación y desarrollo.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A004)

La pregunta que todos se hacen a esta altura, es si cuando se cumplan veinte años de carrera de la intèrprete, la autora de“Manantial”registrarà un àlbum en vivo con anexos inèditos o pondrà en marcha un nuevo àlbum de estudio, pero esta vez producido por un realizador externo y no su mìtica pareja emocional, tal el comentario que respiran los pasillos y oficinas de su sello editor tras dos dècadas bajo la misma estructura en ese rol decisivo a la hora de armar un disco con buenas canciones.  Por lo pronto, sin detenerse en esta clase de análisis o evaluaciones, Marcela Morelo fiel a su forma de trabajar, preparò un atractivo espectáculo en el Gran Rex, gran plataforma de shows durante su ùltima època que maneja con sencillez y comodidad como si se tratase del living de su casa. La oficialización de su ùltima producción combinò muchos temas del flamante trabajo gestado en el estudio de la cantante, mancomunados con canciones de todas las èpocas.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A003)

El show, con una banda donde sobresale la tarea de Rodolfo Lugo en la direcciòn musical y tambièn los eficaces coros de Erika Morelo, hermana de la artista, comenzò con la flamante“Espinas y pétalos”, el single“Destinados para amar”y la amena pieza“Si supieras”, espectáculo que levantò hervor obviamente cuando sonaron, mucho màs cercanos en sus arreglos a las versiones originales, composiciones como“Ponernos de acuerdo”y“Luna bonita”. El cover de “Moonlight Shadow”(Mike Olfield), ahora llamado “Luz del cielo” fue un punto de inflexión en el recital, tras lo cual se sucedieron con màs o menos impacto en la audiencia creaciones como“Eres mi razón de vivir”, “Tal para cual”, “Princesa”, “Vereda tropical”, “Mi reino pobre (Sacrificios de amor)”, tramo de la presentaciòn donde el èxito“Corazón salvaje”reacomodò los ànimos en un concierto que amenazaza con pasteurizarse inesperadamente.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A005)

Dentro de la grilla de figuras invitadas para acompañar a Marcela Morelo en esa fecha, se encontraba la cantante uruguaya Natalia Orebro, pero la misma le notificò a la anfitriona que no podrìa concurrir al teatro para acompañarla en esa oficialización, sin que pudiesen conocerse las causas de esa defecciòn. Fue entonces que dentro de lo existente en cuando a las personalidades convocadas para ampliar el marco de interpretación, llegò el mùsico no vidente Nahuel Pennisi, quien cantò en el tema“Río dulce”, grabado en el disco de la cantautora bonaerense. Recordando un tema del àlbum màs importante de su carrera, Morelo encarò luego con con talentoso invitado la monumental creación llamada“Jamás te olvidaré”, recibida con ovaciones prolongadas para la autora y su muy jerarquizado invitado.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A006)

Mientras el concierto se sucedìa desde un intenso arranque, todos los presentes en la sala podìan advertir la presencia de conocidas cantantes argentinas en la platea del Gran Rex, quienes asistieron para acompañar a su bella colega,muchas de las cuales habìan actuado con ellas en las funciones corales realizadas en el Teatro Colòn en los ùltimos años. Esa especial cifra de artistas acomodadas en un sitio bastante cercano al escenario provocò no solo que las mismas fueran saludadas por la anfitriona, sino tambièn la curiosidad del pùblico sobre si estas subirìan a cantar con la autora de grandes hits de la òrbita pop.  Lo cierto es que ni lerda ni perezosa, finalmente Marcela Morelo se animò a invitarlas a subir al escenario para cantar algo, convocatoria inesperada que logrò que Julia Zenko, Patricia Sosa, Sandra Mihanovich, Marilina Ross y Elena Roger aceptaran ingresar a ese proscenio para cantar un tema, composición que se definiò cuando Mihanovich tomò la guitarra acùstica que le pasaron para encarar ese“We are the World”nada menos que con un topacio inolvidable como“Puerto Pollensa”, probablemente uno de los puntos sonoros màs espectaculares que encima contò con la participación del guitarrista y cantante David Lebòn tocando guitarra elèctrica para poner un infernal solo de otra galaxia.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A002)

Lo que nadie esperaba después de ese colosal momento con tantas figuras sobre el escenario, fue que un hecho de tono no musical estuviese a punto de empañar una espectacular noche que venìa sobre rieles en su concepción y desarrollo. Un espectador de màs de 60 años que se encontraba en la fila diez de las plateas comenzò a sentirse mal, mientras los asistentes le informaban a la cantante del problema surgido, lo que provocò el insòlito ingreso de una silla de ruedas para retirar a una persona que sufriò una suave descomposición justo en la mitad del concierto, recuperàndose minutos màs tarde. Ya con las cosas tranquilizadas dentro y en los alrededores de la sala, Marcela siguió con la lista prevista para el cierre del concierto, tramo donde la artista bombardeò devastadora y contundente con gemas como“Tormento de amor”, “Gotitas”, “Manantial, “Para toda la vida”, “La fuerza del engaño”y“Una y otra vez”, mientras el lugar acusaba la calidad del repertorio elegido.

Marcela Morelo And Friends (Foto Paul David Focus A007)

Para cerrar su show y ya en plan bastante cercano a lo bailable, Morelo jugò su carta de lujo para clausurar una talentosa faena, festivo bloque donde llegò“No me lastimes”, entreverada algunos segundos antes de poner fin a la fiesta con“Tu Boca”, la mejor creación en toda la carrera de la calificada intèrprete, mientras ese genial topacio mezcla de tango, rumba y dance pop acribillaba las cajas de sonido con el pùblico de pie celebrando el retorno del track màs inolvidable en el paladar de la audiencia. El concierto, ya con el anexo de los bises, puso proa hacia una cuidada clausura con  temas como “Dicen”, “Aventura”, “Te extraño”y“Te está pasando lo mismo que a mi”, un recital que minutos màs tarde prolongò esa fiesta musical con la presencia de todas las cantantes y Morelo en camarines para celebrar no solo la oficialización de“Espinas y Pètalos”, sino ademàs la insòlita y espectacular participación de las figuras invitadas a un show que no bajò nunca la calidad artìstica de principio a fin.