El encuentro de Maradona con su hijo italiano eclipsò la final de la pobrìsima ediciòn de “Gran Hermano 2016”

Con un casting de larvas mediàticas tan insufribles como impresentables, el programa producido por Endemol durò menos de lo previsto y se despidiò con un desenlace tan lastimoso como olvidable.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A002)

Por Gabriel Imparato

(Capital Federal – Jueves 25 de Agosto de 2016) Finalmente y con un desenlace de la manera màs lastimosa, cayò el telòn para la ediciòn màs floja y olvidable del reconocido reality-show“Gran Hermano”, reality producido por la empresa Endemol que lejos de oxigenar y revitalizar la pantalla de Amèrica, terminò en realidad antes de tiempo por desgaste de su conductor principal y tambièn por la insulsa respuesta que provocaron los participantes seleccionados en esta oportunidad. Si ya la polèmica se habìa erigido el año pasado al incorporar un participante extra casi sobre el comienzo, un joven involucrado en la conflictiva relaciòn entre Gisela Bernal y Ariel Diwan, ahora casi calcando aquèl perfil que confirma que los anònimos en realidad no lo son tantos, el final del programa encontrò en su fase decisiva a un jugador del fútbol del ascenso en batalla con la hermana de Mauro Icardi, el muy polèmico esposo de la inclasificable Wanda Nara, la estrellada catòdica màs oxidada del nuevo milenio.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A001)

Lo que menos esperaban los responsables del programa televisivo que cambiò los protocolos de transmisión en el mundo, era que al dìa siguiente de concluìda la ediciòn 2016 del ciclo, el mismo canal que la transmitìa lejos de dedicarle buena parte de su transmisión a lo ocurrido, pasara el reality show a un segundo plano para detallar el inesperado encuentro de Diego Maradona con el hijo que este tuvo con la italiana Cristiana Sinagra.  Varias fueron las razones que convirtieron a la ediciòn 2016 en la versión màs patètica y olvidable de todas las llevadas a cabo desde su debut en Argentina, principalmente por una pèsima elecciòn de los concursantes sometidos al encierro televisado, algo que dejò al ciclo muy bien conducido por Jorge Rial sin energìa para soportar la duraciòn tradicional de anteriores ediciones.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A003)

Entre un mal casting, un pèsimo manejo difusional del debut que evidenciò las falencias de marketing a la hora de promocionar el arranque del ciclo y una serie de personajes impresentables que se sumaron para el debate, el programa naciò casi muerto desde el vamos y solo la curiosidad general le permitiò lograr en su primera gala la esperanzadora cifra de rating cercana a los doce puntos que ilusionò a todos con un año cargado de buenas señales que jamàs aparecieron mientras el ciclo se convertìa en un gran lastre operativo para aquellos involucrados en desarrollarlo dìa tras dìa. El programa lejos de seducir a los amantes del formato terminò aburriendo a màs no poder a cualquiera que intentara seguir sus acciones, donde ni siquiera la destacada conducción de Jorge Rial logrò insuflarle el atractivo a un programa que con el paso de cada jornada provocò un enorme malestar y desencanto en las huestes del canal emisor y aquellos que trabajaron desde la producción para posicionarlo aùn en las peores circunstancias.
Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A005)

A la final llegaron cinco participantes, entre ellos Luis Fabiàn Galesio, un jugador del ascenso que se separò conflictivamente de su pareja, lo que terminò en demandas de esta por incumplimiento de sus obligaciones de manutención a la hija de ambos, lidiando en la final del programa con Ivana Icardi, quien llegò a la selección solo por ser la hermana del jugador que juega en Italia, uno de los tantos clavos futbolìsticos que los italianos le han comprado al fùtbol sudamericano soñando con un Neymar màs conservador. Las semanas fueron pasando, el programa se situò en los casi seis puntos promedios de emisiòn y una de las noches màs devaluadas del ciclo, los guarismos alertaron con un rating de cinco puntos que definitvamente fue el cuchillo en la garganta de la temporada 2016. Tras ese bajòn en las mediciones, los responsables decidieron acotar el final del programa por dos motivos lògicos:no perder el promedio de mediciòn, pero tambièn por el muy inocultable cansancio profesional de un Rial que desmotivado por un team de nabos devaluados en todo sentido, se hartò de ponerle tanta onda a un casting de larvas mediàticas pèsimo que nunca logrò cautivar al televidente, ni siquiera con simulaciones de sexo, peleas bastante pueriles y competidores extractados de un incendiado cotolengo de nerds.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A006)

Acotando a tan solo 92 dìas la permanencia de los participantes dentro de esta casa, que fue lejos la màs atractiva de todas las creadas hasta el momento, los productores de este formato decidieron darle un corte acelerado a una ediciòn que se evaporarà veloz en el recuerdo de aquellos que se animaron a darle cuorùm en determinadas ocasiones. Los realizadores de Endemol ademàs desalojaron con anticipación el lugar, pues en esa misma locaciòn se llevarà a cabo una ediciòn latinoamericana del programa y que mejor entonces que recuperar lo perdido con la fallida experiencia local, arrendando obviamente el sitio a una productora extranjera para recuperar lo invertido. Jorge Rial, desencantado a màs no poder con lo ocurrido, anunciò hace algunos dìas que se retira de la conducción del ciclo, pero hoy Pamela David, la joven esposa del director de contenidos del canal Amèrica y moderadora del ciclo de debates del reality, intentò convencerlo para que en el 2017 Rial se despida del formato conduciendo una ediciòn con personajes famosos o mediàticos que ameriten su inclusión en el mismo.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A005)

El pedido de la bella modelo que perdiò en el reality “El Bar”emitido por esa pantalla porteña, sonò a delicada extorsión señalando las fuentes de trabajo que desaparecerìan si Rial no continuaba, pero el animador de Intrusos casi con brusca repentizaciòn prefiriò no confirmar su despedida, pero sì en una sorpresiva jugada le dedicò buena parte de su programa vespertino al encuentro de Diego Maradona con su hijo Diego Jr, fruto de los encuentros que el ex deportista mantuvo con Cristina Sinagra en los’80, mientras le hacìa creer al mundo que los ùnicos hijos del futbolista eran las muy polèmicas Dalma y Gianina.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A002)Ese tema relacionado al encuentro que el jugador de Argentinos y Boca mantuvo con su hijo en Nordelta, terminò acaparando la atención de la  audiencia, algo que Infama refrendò tras la finalizaciòn del programa que lo precediò. Los nùmeros confirmaron el fracaso de esta ediciòn del reality show, algo que llevarà a pensar con detenimiento la potencial vuelta del ciclo el pròximo año. La ficciòn carioca“Moisés y los diez mandamientos”liderò esa jornada televisiva del miércoles con 17.5 puntos de rating, seguido por“Educando a Nina”con 15.8, mientras que en el tercer lugar del podio se ubicò “Los ricos no piden permiso”con 14.2. “Gran Hermano 2016”no solo no logrò ubicarse entre los cinco ciclos màs vistos de la fecha, sino que con apenas 8.3 puntos un guarismo por debajo de lo esperado para la final, apenas quedò tercero en la franja que lo encontrò compitiendo con las ficciones de esa noche.

Gran Hermano 2016 (Foto Prensa Amèrica - A001) El programa entregò “premios a los ganadores”que llegaron a la final, fue asì que Rial le anunció a Yasmila que como premio será parte del panel de “Infama”, mientras que en el caso de Leandro, este recibió como premio especial ser artista exclusivo de Universal y la grabación de un CD. Mauricio como premio una casa, mientras que Ivana recibió como premio ser panelista de uno de los programas de América TV. Finalmente y tras una larga espera que dispersò aùn màs la mediciòn de rating de la despedida, Rial anunciò el triunfo del cordobès Galesio que se llevó como premio 464.646 pesos y una casa. La novedad que no se comunicò en esas horas, es que el insufrible jugador del ascenso deberà asumir una demanda por casi cien mil pesos de la madre de su hija por incumplimiento en todas sus obligaciones para el mantenimiento de la hija que el mediàtico tuvo con la mujer que lo demandò legalmente justo a la misma hora en que el mediterràneo participante se llevara el primer puesto de un programa tan aburrido como olvidable de principio a fin.