Jey Mammòn puede ser el reemplazante de Freddie Mercury en Queen, tal la mirada del mediocre y olvidable jurado del “Cantando 2020”

Después de maltratar duramente a la cantante del grupo“Agapornis”junto a su compañero, en la primera velada de expulsión, anoche el nuevo y macabro episodio de este supuesto tribunal artìstico fue festejar elocuentemente la pèsima imitación del burdo transformista del humor teatral.

A01 Cantando 2020 (Fotos Prensa LaFlìa A002)

Por David Dakota

(Capital Federal – Martes 11 de Agosto de 2020) Una de las mìticas leyes de Murphy señana inapelable que“si algo muy horrible puede suceder aprobado por la mayorìa, ello finalmente ocurrirà”, una muy anticipada visiòn de lo que anoche finalmente ocurriò en el “Cantando 2020”, cuando el supuesto jurado artìstico de este concurso de canto,considerò muy positiva la patètica versión que el seudo-humorista Jey Mammòn concretò sobre el clàsico del grupo Queen, la pegadiza canciòn“I want to break free”.

Jey Mammòn (Foto Prensa LaFlia A003)

La nefasta velada del programa que ni siquiera logra ubicarse con tanto esfuerzo y producción entre los cinco programas màs vistos del dìa, ayer desplegó un funesto cóctel musical que comenzò con Gladys“la bomba tucumana”,quien ignorando su muy voluminoso dosaje corporal decidiò ataviarse con un extenso atuendo donde sobresalìan encandilantes aplicaciones metàlicas espejadas. Este disfraz, que no calificarìa en ningún análisis serio como un vestido,logrò efectivamente un muy curioso efecto visual,pues observado detenidamente con bastante distancia, hacìa lucir a la mediocre e insufrible intèrprete tropical en el amplio escenario como el ejèrcito invasor de la recordada serie“Battlestar Galactica”,un brutal èxito de la televisión abierta a finales del anterior milenio terrícola, la serie espacial protagonizada por Lorne Green, el ex-vaquero de Bonanza liderando una lucha contra ejercitos de tono robòtico de color metalizado, como el vestido de la insufrible vocalista tropical.

Jey Mammòn (Foto Prensa LaFlia A006)

Después de la aburridìsima canciòn que intentaron encarar la vocalista del movimiento urbano y su hijo, interpretación que sobresaliò por sus desafinaciones y fraseos fuera de tiempo sin demasiado interès en el análisis del jurado, llegò sin dudas el momento màs patètico y preocupante de la competición cuando arribaron presurosos a la pista de canto Jay Mammón, un dudoso humorista que apela a vestirse de encachivachada mujer para un cuestionario que obviamente bucea en sexo y otras olvidables intimidades, acompañado en esa competición por Carla del Huerto, una notable cantante de musicales que ademàs luce impactante en pantalla. Lo màs preocupante dentro del burdo tramo televisivo en ese bloque intermedio, fue cuando este atontado personaje anunciò sin muchos cabildeos que interpretarìan una versión del clàsico hit“I want to break free”, ese inolvidable tema de la banda inglesa “Queen”incluìdo en el recordado àlbum“The Works” a mediados de los años ‘80s.

Jey Mammòn (Foto Prensa LaFlia A005)

Sin la utilización de algún tipo de pistas para cantar y acompañados tan solo por un piano elèctrico que evidenciò teclas fuera de calibración, el curioso personaje que aborda el humor màs banal y patètico en sus apariciones, empezò a aporrear el mismo muy tosca y desprolijamente para ponerse luego a versionar vocalmente aquella obra inglesa. Pocos segundos después ingresò su eficaz compañera de canto a respaldarlo, pero por màs que Del Huerto lo respaldara afinadamente, Jey Mamòn incurriò en incontables  desafinaciones y varias expresiones ininteligibles en inglès. La situación empeorò mucho, màs de lo esperable, cuando este patisambo vocalista y su bellìsima compañera eludieron deliberadamente una parte del espinado tema, para acortarlo brutalmente a los trompazos tecladìsticos, cerrando la recordada canciòn con tijeretazos sònicos y guturales propios de una competencia de karaoke, con el sistema descalibrado por completo.

Jey Mammòn (Foto Prensa LaFlia A001)

Si del otro lado hubiese existido un verdadero tribunal artìstico,la polèmica versión de este personaje y su atractiva acompañante habrìa deparado un cuàdruple 1(uno)por la horrible performance despedazando la famosa composición, sino por el vergonzoso aporreo del seudo-humorista sobre ese desafinado piano, un indefenso instrumento que resistiò como pudo los golpazos que con sus desarticulados dedos infiriò el olvidable personaje ligado supuestamente al humor. El jurado artìstico, lejos de poner las cosas en su lugar, hizo gala de esta patètica amnesia que parece caracterizas todos sus actos cerebrales al evaluar a los absurdos participantes del concurso.

Jey Mammòn (Foto Prensa LaFlia A003)

Nacha Guevara hizo su discurso poco creìble y acto seguido los premiò con un 9 como calificación, un puntaje insòlito e injustificado. Karina la princesita, que desde que comenzò el concurso hace solo dos semanas se cree una simbiòtica mezcla de Celine Dion y Kiri Te Kannawa, intentò en su análisis no exagerar las tintas, colocàndoles un polèmico 7(siete), en tanto que Pepito Cibriàn-a cargo esta semana del voto secreto-tambièn mostrò su respaldo a la joven dupla, aunque manifestando su incomodidad por algunos detalles de la versión. Para cerrar ayer ese vergonzoso análisis, Moria Casàn, que curiosamente parece dominada por actitudes sobrecargadas de un inocultable odio por algunos participantes del certamen, no hizo màs que repetir sus muy oxidadas frases de cumplido, jugando con su perceptible bastòn real en simulaciones de oralidad sexual, para luego sin remilgos concederle un 6(seis), notas de un fallo final del jurado sin fundamento ni respaldo concreto alguno a ese horrible momento sonoro.

Jey Mammòn (Foto Prensa LaFlia A004)

Dejando totalmente en claro que este devaluado tribunal artìstico es la absoluta deshonra de un fallido concurso donde las parejas sobresalen por sus miserias humanas y nò por las cualidades musicales, puede deducirse que si Queen después de la pandemia regresa a los escenarios, lo mejor que puede ocurrirle es llamar a Jey Mammón para que ocupe el sitio de Adam Lambert-otro patètico e insufrible vocalista saturado de errores-reemplazando al genial Freddie Mercury, un cantante que hizo historia sin histeria durante el siglo pasado al mando de la mìtica formación del Reino Unido. La insostenible velada ocurrida ayer se completò con las performances de Adabel Guerrero, una veterana y atractiva vedette que en medio de su bloque sufriò una caìda bastante tonta sin ser ayudada por su compañero, y la hija de las actriz Araceli Gonzàlez, quien a pesar de un buen desempeño no recibiò el beneplácito de un jurado que dìa a dìa suicida a brutales detonaciones su muy desgastado prestigio profesional. Haciendo lo que pueden en medio de un gallinero televisivo donde los coachs no dejan jamàs de sobresalir por sus patèticos comentarios justificando algunas abominables interpretaciones, los conductores Angel de Brito y Laura Fernàndez dejaron traslucir su incomodidad tanto con la totalidad de los jurados como tambièn con ciertos participantes que noche a noche descuartizan canoramente clàsicos de la mùsica,sin sentir ninguna clase de culpa o arrepentimiento por semejante masacre artìstica.