Los jurados de “Bake Off: el mejor pastelero amateur”quedaron totalmente en ridìculo, al verse obligados a corregir su decisión profesional tras el escàndalo ocurrido este año

Christophe Krywonis, Damián Betular y Pamela Villar debieron modificar su decisiòn en torno al resultado ocurrido, un triunvirato gastronòmico que desanda su accionar màs por su perfil mediàtico, que por los verdaderos pergaminos profesionales de sus integrantes.

A000 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A002)

Por David Dakota

(Capital Federal – Lunes 06 de Julio de 2020) Es uno de los papelones televisivos màs grandes en lo que va de la temporada, por màs que todavía exista  un semestre disponible a la hora de emparejar este bochorno que devaluò la poca gracia que el programa tenìa en la pantalla de Telefè, merced a algunos de los participantes del reality gastronòmico. Los jurados del programa“Bake Off:el mejor pastelero amateur”vivieron anoche el duro costo de creerse los emperadores de la gastronomía abocada a los platos dulces, dejando con un carìsimo costo expuesto que estàn subidos a una ridìcula palmera egocèntrica en la que no fueron capaces de verificar a quienes estaban juzgando por sus cualidades.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A009)

Si bien resulta imprescindible mencionar que la productora Turner evidenciò su desalineada estructura,al haber fallado en la investigación profesional de los concursantes en la segunda temporada del ciclo que màs rating cosecha en la tv abierta, asoma sencillamente inadmisible que los jurados del concurso no se hayan tomado el tiempo de investigar por su cuenta si quienes deberìan pasar por su lupa examinadora, eran tan amateurs como naturalmente lo requerìa esta competición en la que increíblemente tres de los cuatro finalistas tenìan antecedentes para quedar afuera no solo de la etapa final, sino puntualmente de la ediciòn entera de este desafìo a la hora de cocinar diversos pasteles.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A007)

Corriendo el velo de una estructura a la que se le ven las costuras apenas se mueven todos sus involucrados, se torna obligatorio describir los pergaminos o antecedentes de aquellos que a juicio de la productora deben obrar como profesores examinadores del gran staff de participantes inscriptos en la competencia. Desde principios de este milenio, cuando todos los abanderados de la televisión por cable decidieron traicionar sin miramientos a esta por la nueva e insulsa estructura de plataformas de streaming,los cocineros que asomaban casi a diario en la pantalla de elgourmet.com, comprendieron que una forma de mantenerse en la respuesta mediàtica era con propuestas para la pantalla chica, esa que durante bastantes dècadas los tenìa en un lugar secundario completando un magazine o formato parecido en la secuencia matutina o las primeras horas de la tarde.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A023)

Los emergentes de aquèl fenómeno de cable que supieron advertir esto a tiempo fueron Christophe Krywonis,Damián Betular y Pamela Villar, tres profesionales que tienen una ligazòn operativa en comùn, pues todos conocen aunque parezca una broma, que la ùltima fue alumna del primero, en tanto que el segundo era alumno de la tercera, sin que esto se trate de una broma al estilo de Groucho Marx. En los dìas previos al concurso, un detalle todavía expuso màs la endeblez de estos jurados,cuando el mismìsimo chef Christophe Krywonis confesò a la animadora Verònica  Lozano que su especialidad no eran los platos dulces, declaraciòn en ese insufrible envìo de la emisora de las pelotitas que terminò de sepultar devastadoramente sus pergaminos profesionales en solo cuatro segundos.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A011)

Desafortunadamente no estamos aludiendo en este caso a leyendas de la gastronomía, una trìada de cocineros que se hicieron lugar en un devaluado panorama gastronòmico que la tv por cable les permitiò conseguir, no sin algunos sufrimientos. Estos tres jurados estàn a millones de años luz de leyendas como Choly Berreteaga, Chichita de Erquiaga y la muy inolvidable Doña Petrona C de Gandulfo, lejos la Roger Federer de la cocina argentina en la historia de la televisión, encontràndose màs como las secuelas operativas de destacados profesionales como Dolly de Irigoyen, entre otros,casualmente profesora de Pamela Villar a quien apadrinò en su recordado restaurant de Colegiales.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A016)

Sus muy limitados pergaminos pueden no estar en discusión dentro del limitadìsimo panorama actual,pero de ahì a que la consideración mediàtica decida colocarlos en un inmaculado podio en la pastelerìa, asoma exagerado y carente de fundamentos. Jugando en el programa televisivo al viejìsimo truco de los dos villanos y la dama edulcorada, supieron armar un sutil contexto histriònico que le resultò ajustado a las pretenciones de la productora que comprò el formato para hacerlo en Argentina en estas ùltimas temporadas. Ya la designaciòn del anterior vencedor de esta competencia gastronòmica les provocò inobjetables crìticas, cuando màs que premiar los atributos profesionales de los pasteleros amateurs, prefirieron darle espacio al perfil de la figura seleccionada por su maniqueìsta extroversiòn con los demàs.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A014)

Si con todo esto no hubiese alcanzado, el trìptico de profesionales de la cocina dulce tuvo que remar la chatura profesional de Paula Chàves, una modelo de pergaminos limitados en el mundo de la moda que ganò popularidad cuando se involucrò en un reality de baile hace pocas temporadas, cuento de hadas que la hallò formando familia con un productor del ciclo y cerrando una insulsa etapa en las exigentes pasarelas del mercado textil.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A005)

Ayer, cuando el jurado debiò corregir su veredicto, tras haber sido brutalmente estafado por una participante a la que no se le cayeron los anillos para sostener una farsa que dejò expuesto su inocultable pasado profesional, los tres integrantes del tribunal gastronòmico debieron poner la cara para asomar en una grabaciòn a las apuradas realizada el sàbado al mediodìa en el mismo lugar de la competencia, escena montada para descalificar a la ganadora en la filmaciòn realizada en el 2019 y concederle el tìtulo a Damián Pier Basile, otro pastelero de papeles flojos que tambièn vulnerò impiadoso las reglas de juego.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A026)

Si a esto se le suma que tambièn la finalista Agustina Fontela tenìa experiencia previa en el rubro,.el tamaño del escàndalo que sin dudas impacto en la pulcritud operativa del reality, dejò claro que la corte gastronòmica que debìa juzgar a estos participantes, lejos estuvo de fiscalizar de una adecuada forma la legitimidad de quienes participarìan en el concurso. Agustina Guz, una participante que sì reunìa los requisitos, ocupò el podio final en el tercer escalòn, pero de haberse sancionado a Basile, hoy seria la nueva campeona del programa“Bake Off”.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A023)

Envalentonados con las fantàsticas mediciones de rating y un perfil de imàgenes que esta producción remarcò como para escapar de la tv acuarentenada, el programa llegò anoche a su desenlace de la peor manera, sospechados de haber proclamado a una concursante ilegal, situación que incluso muchos advirtieron cuando Samanta Casais posteò en todas sus redes que habìa instalado nuevos muebles y elementos en su cocina, casi dejando a entender su triunfo en la competencia grabada durante el 2019. Demostrando que todos sus pergaminos de cartòn troquelado asomaban expuestos por un desenlace que debieron corregir con un anexo a lo existente, a los jurados televisivos anoche no solo se les quemò el pastel catòdico, sino que evidenciaron su liviandad a la hora de cumplir su decisivo rol examinador, màs preocupados en sus histriònicas caracterìsticas en pantalla.

A001 Bake Off Argentina (Prensa Telefè A015)

Los pasteles del ùltimo desafìo fueron un papelón infumable, màs cuando las figuras artìsticas que los participantes eligieron(¿eligieron?)para homenajear, resultaron mansillados en el abùlico homenaje gastronòmico con dos tortas bastante toscas y sobrecargadas. Demostrando que la producción tambièn querìa estar a la altura del patetismo exhibido, conviene recordar a los lectores que dos semanas antes del ùltimo episodio, se mostrò en las redes sociales el trìo de concursantes que llegò a la gran final, cuando aùn en pantalla todavía no se habìa emitido el episodio donde el cuarteto consagraba a los finalistas. El programa dedicada a la pastelerìa, ciclo que contò con la belleza escènica de una estancia en Pilar, consiguió un excelente resultado en las mediciones de Ibope todos los domingos, desatando veloz con cada entrega un esperable fenomeno televisivo, maniobras que quedaron empañadas con los brutales errores de las etapas finales. Anoche el postre televisivo llegò a la gran mesa de los espectadores totalmente quemado y sin disculpas que lo eximan, ciclo que deberà mejorar su nivel sin anhela repetir la performance mediàtica en los tiempos que corren.