El polèmico cantautor rosarino Fito Pàez editò “La conquista del espacio”, un àlbum que ratifica un particular concepto artìstico absolutamente divorciado de sus mejores obras

Publicado a horas de decretarse la suspensión de shows y previo a la cuarentena nacional. el disco solo puede escucharse en plataformas digitales, una placa cuya presentaciòn en el Hipódromo Municipal de Rosario fue cancelada debido al aislamiento social obligatorio y preventivo..

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A009)

Por David Dakota

(Capital Federal – Domingo 22 de Marzo de 2020) Intentando sobreponerse al shock que significò la cancelaciòn de su concierto en el Hipódromo Municipal de Rosario hace nueve dìas, un recital afectado por la suspensión de espectáculos con asistencia masiva de espectadores a raìz de la pandemia, el cantautor rosarino Rodolfo“Fito”Pàez, tampoco se vio muy favorecido en la intenciòn de dar a conocer su nuevo àlbum de estudio llamado “La conquista del espacio”.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A011)

El disco en su formato fìsico, fue enviado a las distribuidoras y por estrictas cuestiones de logìstica, desafortunadamente no llegò a tiempo para poder ser comercializado en las habituales tiendas y locales especializados, mientras su versión digital de plataformas, suena tan horrible como la mayorìa de las canciones arrasadas por el espantoso sistema de streaming existente, asomando en telèfonos que se autoproclaman como“inteligentes”,pero que lograron igualar a todos los gèneros musicales ofreciendo un audio tan vomitvo como impresentable a cualquier cosa que suene en esos playlists.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A001)

Casi sin posibilidades de reaccionar ante las adversidades existentes,el compositor y ejecutante oriundo de Rosario ofreciò un recital por streaming desde su hogar,espectáculo con una calidad tècnica defectuosa que tampoco lo ayudò a promocionar el nuevo registro editado por la compañìa en la que viene lanzando sus trabajos musicales desde 2006, evento muy visualizado por sus actuales seguidores, una definible comunidad integrada en su mayorìa por jóvenes adcitos a cierto partido polìtico, audiencia que desgraciadamente desconoce las mejores obras que alguna vez editò este tecladista de la“Chicago”argentina.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A006)

“La conquista del espacio”es el decimotercer àlbum editado por la compañìa disogràfica “Sony Music”, colección de prolìficos trabajos publicados desde el 2005 en adelante que no tuvieron jamàs la repercusión de sus obras cumbres publicadas por los anteriores sellos EMI Music, Distribuidora Belgrano Norte y Warner Music Argentina. Desde ese año Fito Pàez rompiò insòlita y abruptamente con determinadas estructuras operativas con las que se habia asociado en sus anteriores publicaciones.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A004)

Comenzò a rodearse de ejecutantes de dudosa calidad musical, persistiò en aislarse de todos los elementos que lo habìan rodeado en sus discos màs conocidos e iniciò un perìodo de aislamiento apenas secundado por una gama de colaboradores, asistentes y amigos muy por fuera de la sensibilidad y talento que habìan caracterizado su etapa artìstica màs prestigiosa.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A005)

Acostumbrado con el paso de los años a ostentar un autismo creativo seteado intencionalmente, aislàndose de los medios a los que solìa explicar sus producciones y solo manifestàndose a travès de algunos medios relacionados con su nueva postura polìtica, el divorcio del cantautor con sus seguidores se dio de manera contundente, invocando la opiniòn de su cìrculo colorado para declararse muy satisfecho,sin medir la verdadera respuesta de sus publicaciones en la ultima dècada y media de trabajos lanzados por su actual sello discogràfico.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A007)

Ubicando en gravìsimos e inocultables aprietos al equipo de marketing de su compañìa para difundir discos que no revestìan la misma calidad que sus inmaculados clàsicos del viejo milenio o los discos de principio de este siglo, el divorcio social del mùsico evidenciò situaciones graves durante la ùltima dècada, mientras dilapidaba con rebeldìa hologràfica sus valiosos pergaminos en el horizonte musical de este territorio.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A012)

 

 

Por eso realmente no sorprendiò que este cantautor decidiese publicar en julio de 2011 un durìsimo editorial polìtico en el house organ de esa tendencia ideològica, sosteniendo que “la mitad de Buenos Aires le daba asco”. Este gravìsimo insulto sin identificación que se supone estuvo dirigido a quienes no votaron al candidato polìtico con el cual simpatizaba en esa elecciòn porteña, fue el episodio decisivo que marcò la crisis del intèrprete con una gama de estructuras industriales, comportamiento que posteriormente luciò un escàndalo cuando la vocalista Claudia Puyò le confirmò a un conocido medio bonaerense que Fito “la despidiò con un mail por Internet”, aludiendo a su sobrepeso, sin olvidar la velada en la que el pùblico harto de sus desplantes, lo despidiò en un recital en River al contundente grito de“Pomelo, Pomelo”tras un fallido show donde el cantautor rosarino se mostrò en escena muy pasado de kilogramos dentro de un traje blanco inapropiado para su talla.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A010)

La gama de respuestas que a principios de la ùltima dècada desatò su comportamiento, tuvo también ecos polèmicos por las acusaciones que recibiò en el momento de concretar una actuación en la avenida 9 de Julio, concierto que segùn los medios de aquèl momento se cobrò a un valor por sobre la taza que venìa facturando en aquèl perìodo profesional. Los contrapiès y la baja de asistencia en sus recitales, se vio equilibrada con la asociación del intèrprete a una firma telefònica que empezò a contratarlò para ofrecer shows gratis a sus abonados comerciales.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A008)

Desde el 2005, Fito Pàez publicò trece discos, uno de ellos en vivo recreando su trabajo màs vendido en la industria, publicaciones que pasaron en su mayorìa desapercibidas y solo promocionadas en los medios muy afines a su postulado polìtico. Desandando este lapso de aislamiento voluntario en lo promocional y solo concretando entrevistas con la revista farandulera“Gente”, su trabajo comenzò a tener mejor respuesta en el exterior, en donde el mùsico mantuvo una neutralidad declaratoria para evitar conflictos en lugares a los que visitò para concretar determinadas apariciones.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A016)

Rodeado de un microscòpico staff de asistentes y mùsicos muy por debajo del talentoso nivel que exhibieron sus històricos acompañantes, la mayorìa de su discografìa comenzò a regurgitarse en varios elementos  y formatos que denunciaban una perceptible reiteración de ideas y conceptos, los cuales se manifiestan nuevamente en“La conquista del espacio”, un abùlico trabajo en donde el cantautor abreva repetido en mecanismos y procedimientos compositivos que lo ubican en una especie de devaluado“Salieri”de sì mismo. Convertido en una especie de compositor frustrado con ìnfulas de superhéroe fallido como suele ocurrir en todos los personajes de “Les Luthiers”, el artista oriundo de Rosario crea y ensambla sus canciones como aquèl empleado de una pizzería, al que le toca armar las cajas de pizza para guardar un alimento que la mayoria de las veces es el mismo, producto que una y otra vez se recalienta para intentar convencer al cliente que es un plato nuevo.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A015)

Haberse rodeado de aduladores obsecuentes, mùsicos mediocres y personajes que buena parte de la sociedad rechaza por extremismos de distinta ìndole, han taladrado el enorme prestigio de un compositor que viviò un històrico perìodo de gloria fallecido en el 2003, justo cuando el paìs ingresò en la mayor de las tragedias sociales. Haber elogiado con una brutal desmesura a vulgares empleados de la estructura creativa, lo ha convertido ahora en un rehèn de esos absurdos y devaluados colaboradores, depositando en ellos una gama de responsabilidades que en otras èpocas èl resolvìa solo sin necesidad de trasladar tareas en el proceso compositivo.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A013)

Abrumado en su derredor por varios intelectualoides de octava y muchos cultores del snobismo màs recalcitrante,todo esto desemboca en la irregular placa a ostentar ridículamente algunos estudios de grabaciòn foràneos, como si no existiesen lugares de excelente nivel en nuestra naciòn, algo que parece màs caprichos de gastar alto presupuesto para chapear en los crèditos, que el simple objetivo de buscar los mejores elementos a la hora de crear bellas canciones, que en este presente brillan por su ausencia.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A018)

Algún cientìfico afectado de reflexiòn tal vez pueda explicar como hace varios años, el mùsico deposita sus maquetas en alguien de descomunal incapacidad para convertirlas en buenos temas, problema que afecta su discografìa en la ùltima dècada. Acompañado de insufribles ejecutantes que en el proceso final del àlbum empañan las performances, fruto de una selección de jóvenes inexpertos màs cercanos a una ideología que a sus valores interpretativos, la situación en los ùltimos quince años desnuda que hace rato que Fito Pàez no toca con ningún mùsico de calidad, lo cual es inadmisible para un referente de la mùsica que vive eclipsado por un sinnúmero de factores no musicales que alteraron su notable genètica creativa.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A003)

Las nueve canciones del trabajo recientemente publicado exponen defectos por doquier, entre ellos los insulsos arreglos de cuerdas y bronces que deambulan erràticos como ese perro que anda buscando el lugar donde defecar, y después de quince minutos regresa al hogar con la tarea pospuesta para otro dìa. Tal vez preocupado por lo pèsimo que venìan sonando los bajos de sus ùltimas publicaciones, Fito Pàez recurriò al maestro Guillermo Vadalà para las bases. El problema es que lo secundò con Abe Laboriel Jr, el rellenito y desabrido batero que convirtió a las ùltimas giras de Paul Mc Cartney en un traumático dolor de testículos por lo desfasado que toca, eso sì, haciendo circo para hacer reir a los que compraron las entradas màs cercanas al escenario.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A017)

La absurda presencia de Catriel y específicamente de Hernàn Coronel del conjunto“Mala Fama”, màs que parecer algo buscando explorar nuevos horizontes, asoma como un vulgar recurso de marketing en un disco que incluye ese abominable catafalco sònico llamado “Ey You”, un mix de cumbia y seudo rock cantado y tocado todo con vergonzoso nivel. Desaprovechando la presencia de Lali Espòsito en el track “Gente en la calle”, algo que parece una fallica continuación genètico-musical del sublime tema“Dos en la ciudad”, al vestido musical del rosarino a cada instante se le notas las costuras fallidas, los pespuntes no resueltos y la necesidad de solucionar todo a los ponchazos poniendo cuerdas y bronces como una ridìcula plasticola auditiva para emparejar los brutales desaciertos de su coequiper productor. “La canciòn de las bestias”es mìnimamente uno de los aislados pasajes destacables, de un deslucido y flojo proyecto musical que expone como corolario,un àlbum que parece màs otro capricho de un chico malcriado y no una adecuada polaroid de alguien que en su momento marcò un antes y después en la mùsica argentina.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A014)

“La conquista del espacio”, una devaluada selección de temas que corren seriamente el riesgo de perderse en la intrascendencia de su obra desde el 2005, expone el problema de rodearse de aduladores y personas que jamàs le imponen reflexiòn. Entonces operando en cada proyecto con una carga de obsecuentes incapaces de ubicarlo en tiempo y espacio, la sucesiòn de discos surgidos cada dìa se parece màs a la planta empaquetadora de plàsticas mermeladas sin sabor definido, calidad nutritiva o concepto de investigación, dejando ese inconfundible gusto metàlico de estar comiendo transgènicos musicales carentes de algún sentido artìstico. Saturado de contextos que lejos de enriquecerlo a la hora de componer,le infieren un estruendoso aturdimiento a sus descalibradas capacidades de crear canciones acordes a su prestigioso pasado, viene ignorando la posibilidad de trabajar con renovados productores que podrìan orientarlo a no caer en estas grasadas sobradas de falso glamour.

Fito Pàez (Facebook Official Account 2020 - A005)

Desde el año 2005 el mùsico ha creado un personaje que difícilmente uno pueda creer que es la misma persona que diseñò notables y revolucionarios trabajos de la mùsica argentina en el viejo milenio. Aplaudido ahora en su fase de menor calidad creativa, por los jóvenes militantes que convierten sus recitales en patèticas tribunas polìticas, el presente musical del talentoso creativo rosarino parece ser el de un desmemoriado que olvidò, còmo hacìa sus màs memorables topacios sònicos, en una esquizofrènica realidad donde parece màs importante lo que se dice que lo que se hace. Ajustando la sintonìa a ese concepto, Fito Pàez acierta de lleno cuando al describir este ùltimo disco afirma sin titubeos que“este álbum nació incorrecto y lleno de contradicciones”. El dramàtico problema es que luego de su defectuoso alumbramiento, nadie atinò a decirle que el inconveniente se mantuvo hasta el ùltimo segundo que dura esta olvidable publicación musical, una falta de respeto para el artista que construyò indestructibles obras que hoy lloran desconsoladas en algùn rincón, la amnesia de un absurdo presente confinado a esta automatización plastificada.